San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Viernes, 24 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1124 - Fecha: 3 de Oct, del 2007
Octubre: Mes electoral

En el mes de octubre se realizarán las elecciones nacionales. Apartémonos por un instante de esta infernal batahola política para analizar la situación que vive el país.

     El oficialismo viene sufriendo duras derrotas que van minando su estructura. A lo acontecido en las elecciones de la ciudad de Buenos Aires, Sana Fe y Tierra del Fuego, se deben agregar las anteriores, Misiones y Santiago del Estero. A ello se suma la vergüenza de las elecciones cordobesas. Estas situaciones muestran que al gobierno de Néstor Kirchner se lo puede rotular como “más de los mismo”. Hace solo cinco años la ciudadanía se lanzó a la calle bajo el grito “que se vayan todos” buscando un cambio.

    Cuando el actual presidente fue elegido se lo consideró ajeno al grupo de dirigentes corruptos. Su rival en la segunda vuelta, Carlos Menem, decidió no presentarse porque siendo el abanderado de la inmoralidad que imperó durante su gobierno, la sociedad lo rechazó, las encuestas lo daban por perdedor y eligió de acuerdo a su naturaleza esconderse, huyendo por temor al veredicto popular.

    Con su triunfo Kirchner lanza su proclama de crear “un país en serio”. Para emprender la lucha contra la crisis que se vivía, debía formar un equipo de trabajo, definir prioridades, analizar la crisis imperante, etc. en el cont4exto de una dirigencia corrupta e ineficaz y frente a una sociedad movilizada, desencantada y de escasísima cultura cívica. Buscaba una solución para motivar a la población en ese nuevo rumbo, resuelve renovar en forma inmediata y transparente la Corte Suprema de Justicia, más tarde renegociará la deuda externa, realizó orientaciones firmes con el Ministerio de Salud y con la Secretaría de Derechos Humanos que le valió enfrentamientos con la Iglesia y con sectores de la derecha dura.

    Luego cayó en la inmovilidad, se renuevan en forma ilegal los permisos de antena a los grandes grupos mediáticos, continúan las escandalosas subvenciones a empresas privadas de transporte a las que no se las controla ni se les exigen calidad en el servicio, las empresas multinacionales explotan los recursos energéticos, el país se en camina hacia una grave crisis en ese sector (*), continúa la venta de centenares de hectáreas del territorio nacional a inversores extranjeros, fenómeno único en el mundo (**), la deforestación que se realiza en el país es seis veces mayor que la media mundial, salen a luz negocios turbios vinculados con altos funcionarios públicos, aparece una corte de empresarios “amigos” que hacen obras públicas, casinos, etc.

    Existe algo que nos debe hacer pensar. El presidente gobierna la misma sociedad que votó dos veces a Carlos Menem, a la misma clase media que se hizo famosa en Miami por la frase “deme dos” a los mismos sectores populares que aplauden a dirigentes sindicales, a políticos corruptos y que a través de ellos buscan su provecho, en síntesis una lamentable sociedad.

    El actual gobierno se halla minado desde los bordes, es decir a través de las municipalidades y de las provincias donde se manifiesta ineficacia para resolver los problemas de los ciudadanos, como la falta de seguridad, limpieza, asistencia a la salud, transporte, etc. agravan aún más la situación. Si tanto los gobiernos municipales, provinciales o nacionales son incapaces de lograr un resultado mínimo a estos problemas ¿qué otra cosa que el repudio ciudadano puede esperar? Vale como ejemplo citar el problema de los trenes y subterráneos que circulan por Buenos Aires, que reciben subsidios millonarios pero realizan un desvergonzado y humillante servicio, que ha dado lugar a graves reacciones del pasaje que pudo haber llegado a la tragedia.

    En el mes de octubre iremos nuevamente a las urnas, la candidata del oficialismo, Cristina Fernández, se ha lanzado al ruego con el slogan “el cambio recién empieza”, en sus discursos expone con claridad y franqueza las líneas gruesas de ese cambio. Las frases hechas con fáciles de repetir, pero no sirven de mucho cuando de lo que se trata es de tomar decisiones. En caso de resultar elegida ¿se atreverá a enfrentar a las formidables masas de corruptos, holgazanes, ausentes e indiferente que se halla integrada por distintas instancias de gobierno y que han hecho de la cosa pública algo inútil y peligroso?

    La duda surge de la distancia que existe entre los discursos, por más inteligentes que resulten, y la decisión para transformarlos en realidad. Es probable que si lo intenta no lo consiga del todo. Creo que para su logro se debe revertir el proceso negativo que existe, el sistema ha dejado de despertar interés en la gente. La nueva política debe tener tres metas: incorporar la diversidad, impulsar la descentralización y comprometer a la ciudadanía en la construcción del gobierno.

    Hay muchísimo por hacer, trabajo para generaciones. Pero si no se lo intenta, la inestabilidad y la incertidumbre continuarán y se hará más visible el espacio que deja otra oportunidad perdida y un nuevo fracaso nacional.

    Ver en internet www.aquilanoticia.com
(*) El problema energético – Aquí la Noticia Nº 316 – 21/12/06
(**) La Argentina de remate – Aquí la Noticia Nº 337 – 30/7/07
La Soberanía Perdida (1ª y 2ª parte) – Aquí la Noticia Nº 331 – 30/05/07 y 11/06/07.

    Guillermo Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com