San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1100 - Fecha: 28 de Ago, del 2007
Mercenarios, una herramienta de EEUU

El modelo neoliberal no sólo propone la privatización de las economías, a veces en forma encubierta. También avanza sobre la defensa. El Plan Colombia como herramienta del diseño colonizador de Washington.

     Estados Unidos es vanguardia en eso de privatizar a las fuerzas armadas. No podría ser de otra forma puesto que, como en varios artículos de este medio ya se señalara, la etapa actual del modelo hegemónico se caracteriza por la privatización de los resortes económicos fundamentales y de las áreas estratégicas de la función estatal.

    “Para no involucrar directamente a sus tropas en el cumplimiento de diversas misiones durante los conflictos armados, Estados Unidos recurre, cada vez más, a la contratación de mercenarios”, afirma un pormenorizado reporte de la agencia latinoamericana de noticias Prensa Latina, difundido esta semana.

    Las denominadas Compañías Militares Privadas (CMP) prefieren utilizar para sus pupilos denominaciones más convencionales, tales como, contratistas privados; “managers” de riesgo, asistentes de seguridad o contratistas civiles.

    Nunca antes el rol de las CMP se hizo tan manifiesto y visible en actividades que, tradicionalmente, fueron exclusivas de los militares, como es el caso de choferes, cocineros o administración de campamentos militares y cárceles.

    Es común que hoy se desempeñen, además, en funciones de interrogadores y traductores o en labores de mantenimiento, reparación y entrenamiento en el manejo de armamentos y sistemas automatizados de mando y control, destaca el cable de Prensa Latina.

    En el caso de Colombia, se calcula que para 1993 operaban allí más de 30 CMP. Se preveía que, con el tiempo, ese país podría asumir el total de esas actividades, encargadas inicialmente a empresas privadas estadounidenses. Sin embargo, 14 años después, más de la mitad de los fondos otorgados por Washington a esa iniciativa antidroga y contrainsurgente, conocida desde 1999 como "Plan Colombia", siguen desbordando los bolsillos de contratistas privados.

    Estos mercenarios de nueva laya realizan en Colombia labores que van desde pilotear los aviones que fumigan con herbicida los cultivos de coca, hasta dar mantenimiento a los helicópteros UH-60 que participan en el enfrentamiento a los grupos guerrilleros.

    Algunas fuentes consultadas por Prensa Latina desde su redacción central en La Habana afirman, incluso, que fueron mercenarios al amparo de la eufemística denominación de contratistas privados los que entrenaron a los primeros grupos paramilitares que asolaron el campo colombiano.

    En 2002, los contratistas obtenían unos 150 millones de dólares, de los casi 400 destinados a Colombia. En el 2006, Estados Unidos pagó unos 300 millones de dólares a contratistas privados, de los 630 entregados por concepto de ayuda militar a Colombia.

    De acuerdo con un reciente despacho de AP, la empresa de Virginia Dyncorp, cuyos pilotos fumigan los cultivos de coca, recibió el año pasado por su trabajo en Colombia unos 164 millones de dólares, que es dos veces más de lo que logró en 2002.Por su parte, Lockheed Martin, a cargo del mantenimiento de la flota aérea emplazada en Colombia, que incluye helicópteros de ataque y aviones de transporte, vio triplicado el valor de sus contratos en cuatro años, hasta totalizar 80 millones de dólares.

    En adición a ello, estos legionarios de nuevo tipo se conducen como una horda sin ley ni orden, a quienes le son ajenos los usos y costumbres nacionales y sobre los cuales no existe mecanismo de control alguno por parte de las autoridades locales, subraya la agencia latinoamericana de noticias.

    Tal como rezaba un informe del Departamento de Estado, fechado en el año 2002, una de las principales responsabilidades de los contratistas civiles, en el contexto del Plan Colombia, era precisamente "entrenar a los colombianos".Sin embargo; el Pentágono, la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Departamento de Estado han declarado que todos estos programas seguirán en manos de las CMP ya que "los colombianos no cuentan con las capacidades técnicas para realizarlas".Es por ello que algunos congresistas en Estados Unidos ya se preguntan por qué los contratistas siguen encargándose de labores en las que ya debía haber colombianos entrenados para cumplirlas.

    En opinión del senador demócrata por el Estado de Vermont, Patrick Leahy, quien encabeza el subcomité de ayuda al extranjero, "los colombianos deberían asumir más responsabilidades".Por su parte, Sam Farr, congresista demócrata por el estado de California, opinó que ello está creando una dependencia de los contratistas estadounidenses y "no está ayudando a construir una Colombia sostenible y pacífica".

    Según sus gestores, el Plan Colombia es "una iniciativa de apoyo en temas sociales y ayuda militar para la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados", cuyo monto asciende a 600 millones de dólares anuales, puntualiza Prensa Latina.

    Sin embargo, y a pesar de las cifras récord de destrucción de cultivos -mayormente en misiones realizadas por contratistas civiles-, el gobierno estadounidense reconoció que las plantaciones de coca en Colombia aumentaron en 2006, por tercer año consecutivo.

    Aunque no ha podido detener con ello el conflicto armado ni la producción de drogas, el presidente norteamericano pidió al Congreso de su país una prolongación del financiamiento al Plan Colombia hasta el 2013.De este modo, añade Prensa Latina, Estados Unidos pretende ocultar la transferencia de conocimientos militares y el empleo de mercenarios como opción ante situaciones y teatros de operaciones en que resultaría comprometedora la participación de sus fuerzas armadas.

    Con el ingrediente adicional del empleo de mercenarios, el Plan Colombia no persigue la paz ni combatir de forma efectiva el narcotráfico, sino ser un complemento más en el diseño colonizador de Estados Unidos para América Latina.

    (APM)

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com