San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1096 - Fecha: 22 de Ago, del 2007
El boom de los Simpson

La Familia Ingalls fue una serie de televisión estadounidense que hizo furor hace tres décadas en América Latina. Era una familia de pioneros luchadores que encarnaban una familia ideal, arquetípica, pero totalmente inalcanzable. Tenía el singular encanto de mostrar un modelo frente al cual los televidentes pensaban “así quisiéramos ser”.

     En la actualidad, el lugar de los Ingalls ha sido ocupado por Los Simpson. La serie lleva en la televisión mundial 18 temporadas de éxito sostenido lo que alentó a sus creadores para llevarla al cine donde el éxito se está repitiendo.

    Los Simpsom son una familia disfuncional, por momentos caótica, con un padre irresponsable que reacciona violentamente cuando su hijo Bart, al que califica permanen-temente de “pequeño demonio”, hace alguna de sus travesuras. Reconocemos que la sátira creada por Matt Groening se acerca más a la realidad que Los Ingalls.

    La serie es una radiografía caricaturesca de una familia posmoderna que guarda algunas características de la herencia recibida, pero que ha sucumbido a los embates del relativismo y la desacralización que caracte-riza nuestra realidad. Como en los espejos de los parques de diversiones el televidente se divierte viendo su propia imagen deformada y piensa “así somos”. Las embestidas de los nuevos enfoques de la realidad le han hecho desechar los arquetipos y lo ideales para resignarse a aceptar su realidad, por dura que sea, sin intentar cambiarla.

    La familia no es un ente aislado que pueda examinarse como una muestra de laboratorio; siempre está inmersa en una determinada cultura y se ve forzada a establecer un diálogo perma-nente con los usos y costumbres de la sociedad en la que vive. Por lo tanto no puede analizarse sino en relación con la realidad que la rodea.

    En este tiempo, le toca interactuar con la sociedad posmoderna que se caracteriza por un marcado desencanto, siente que los proyectos moder-nos han fracasado y potencia su frustración atacando los fundamentos, ideas y creencias en las que se sustenta el andamiaje social. El ataque pretende socavar, y de ser posible destruir, todos los principios éticos y religiosos para instaurar un relativismo absoluto.

    Los medios de difusión juegan un papel muy importante en este proceso. Nos vemos sometidos al bombardeo constante de todo tipo de información, pero el aluvión es de tal magnitud que no podemos procesar los mensajes porque no nos dejan tiempo para meditar y reflexionar. Personajes frívolos, escandalosos y sin principios morales ocupan el lugar que antaño estaba reservado a los sabios y los filósofos. Ubicados en el centro de la escena, se constituyen en modelos virtuales de conducta y hacen sentir su influencia desprestigiando valores y modificando conductas.

    Es inútil tratar de crear una familia como los Ingalls en la realidad, porque presentan un ideal de ficción, pero no por eso tenemos que resignarnos a vernos reflejados en los Simpson. Es necesario que consideremos seriamente el rumbo que está tomando la familia, porque los brotes de violencia juvenil, la proliferación de la droga, el nuevo fenómeno de alcoholismo adolescente y hasta pediátrico, la creciente promiscuidad sexual que deriva en prematuras maternidades adolescentes tienen que hacer-nos reflexionar. La familia tiene que establecer un diálogo amplio con la cultura posmoderna en el que ejercite su discernimiento para aceptar lo que la beneficia, y la firmeza para rechazar y combatir aquellas cosas que atentan contra su integridad.

    Estamos presenciando el derrumbe de un edificio que se fue construyendo durante los últimos quinientos años; nos encontramos en una zona de vertiginosos cambios y sorprendentes mutaciones. En los últimos veinte años, la sociedad occidental ha sufrido más alteraciones que en los cien anteriores.

    Se hace indispensable buscar en las bases de la fe los parámetros perdidos, darles la importancia que merecen y comenzar un trabajo de retorno a los valores y los principios sobre los que pueden todavía hoy desarrollarse familias saludables.

    Salvador Dellutri

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com