San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Domingo, 19 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1090 - Fecha: 10 de Ago, del 2007
En la Búsqueda de una Argentina mas felíz

Cuenta la leyenda que en el comienzo de los tiempos, los dioses se reunieron, con el fin de crear al hombre a su imagen y semejanza, muchos frente a esta idea se negaron por la posibilidad de concebir un nuevo dios con las mismas particularidades que ellos poseían, desecharon una: la felicidad.

     Para cumplir con su propósito decidieron esconderla, unos propusieron la cima de la montaña, pero en algún momento el hombre lograría alcanzarla, otros el fondo del mar, pero también podrían llegar a él, otros un lejano planeta pero consideraron que con el tiempo conseguirían conocerlo. Uno de los dioses que hasta el momento había guardado silencio propuso el lugar perfecto para esconder la felicidad sería “dentro del hombre”.

    Todos mostraron su conformidad, el hombre iba a estar tan ocupado en buscarla fuera de él, que jamás iba a imaginar que la traía consigo.

     Esto viene a colación con lo que estamos viviendo en esta campaña electoral en nuestra ciudad de San Miguel en la que se están gastando cuantiosas sumas de dinero, en una absurda publicidad, financiada por seres ocultos vinculados a la administración nacional, ponen el dinero proveniente de estas empresas al servicio de un candidato de pocas luces que de llegar al poder será fácilmente manejado. No tienen interés alguno de que estos capitales fueran empleados en subsanar las necesidades de muchos ciudadanos que se hallan hambreados, desprovistos de servicios de salud, viviendo en forma miserable, sin educación. Su único fin es alcanzar el poder para lucrar con él tras la figura que respaldan.

     La riqueza material jugó siempre un papel importante en las sociedades humanas, pero nunca como ahora constituye por si misma un objeto de admiración. En el pasado su obtención fue considerada como el fin último. Desde la civilización griega hasta el Renacimiento, una constante moral impero, fue la condenación a la desesperación de los hombres por obtener dinero manchado por una mala administración. Hoy vivimos la desesperación de políticos mediocres de mostrarse reconocidos ante la sociedad en base a discursos vacíos, desconociendo en esencia la realidad vivenciada por el pueblo
Los candidatos que se presentan a la contienda no poseen proyecto alguno, solo son meras especulaciones volcadas en carteles, proclamas enunciadas por los móviles que diariamente recorren las calles de la ciudad, por radio, televisión, diarios o por un avión que circula todos los días por el cielo sanmigueleño.

     De todos los medios publicitarios que emplean, la televisión, es sin duda, el instrumento más eficaz para llevar sus discursos vacíos, nadie parece escandalizarse por ello, el periodista que entrevista al político, realiza la nota de forma tal que ninguna reflexión individual profunda resulte posible. La televisión debilita el espíritu crítico, crea generaciones de esclavos, que no solo se intoxican, sino que llegan a amar su esclavitud.

     Las elecciones se ganan a fuerza de sloganes, afiches, etc y nunca por ideas, planes o proyectos. Se “vende” hoy un partido político, como una mercancía de almacén y así se va formando una masa sometida al embrutecimiento cotidiano de los medios, acostumbrada a reaccionar pasionalmente, sin el menor espíritu crítico, sumisa a todo tipo de manipulaciones. Paul Valery lo resumió con la siguiente expresión “Lo más profundo que hay en el hombre es su piel”.

     La civilización moderna, desconoce lo que es hombre, ignora el sentido de su existencia, esta amputada de toda finalidad, puede ser definida esencialmente como una civilización de medios, ellos se han convertido en el fin.

    Careciendo de un modelo, la clase política no concibe otro recurso que recurrir a las técnicas artificiales de promoción social.

     Las ideologías en busca de lograr la felicidad ciudadana, sentido real de la política ha perdido su verdadero significado. La limitación intelectual de los candidatos, ignoran que tres siglos antes de Cristo, Aristóteles, discípulo de Platón y maestro de Alejandro enseñaba que el fin de la política era “la felicidad de los ciudadanos” y para lograrla debían valerse de “las distintas formas de organización política”.

     En esta sociedad posmoderna que vivimos en donde el consumismo va marcando las pautas de la vida, el dinero pasa a ser la llave de la felicidad, se ha olvidado que no la logra, la compra hecha.

     Quisiera cerrar esta nota con la siguiente reflexión: “Los idealistas construimos castillos en el aire, los políticos los habitan y explotan”.

    Guillermo Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com