San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1064 - Fecha: 3 de Jul, del 2007
Cambian los vientos

A nadie sorprendió la contundente victoria de Mauricio Macri en Capital Federal, al que se sumó el de Fabiana Ríos en Tierra del Fuego. A estos triunfos se suman el de Misiones y Neuquén indicando que el humor de los argentinos está cambiando y contesta en las urnas a las aspiraciones hegemónicas demostrando su voluntad federalista.

     A nadie sorprendió la contundente victoria de Mauricio Macri en Capital Federal, al que se sumó el de Fabiana Ríos en Tierra del Fuego. A estos triunfos se suman el de Misiones y Neuquén indicando que el humor de los argentinos está cambiando y contesta en las urnas a las aspiraciones hegemónicas demostrando su voluntad federalista. Pero además señalan que los discursos anticuados que remiten a la década del noventa o intentan reivindicar los ideales sesentistas han colmado la paciencia.

    El pueblo quiere mirar hacia delante y no le interesó que dijeran que “Mauricio es Macri”; valoró la propuesta y votó en forma categórica. No aceptó el estilo perimido de campaña que es tan caro a los viejos políticos o a la vieja política, se cansó de los que únicamente tienen un discursos confrontativo y se inclinó por otro estilo, más racional y pacífico.

    El oficialismo fue derrotado en Misiones, Neuquén y este último fin de semana en Tierra del Fuego y Capital Federal. Eso tiene que hacerlo reflexionar sobre el estilo que el Presidente imprime a su discurso.

    El país se halla en un estado de crispación permanente y cualquier chispa produce un incendio. Luego de cuatro años de gestión hubo un crecimiento económico importante matizado con muchos discursos agresivos e intolerantes. Pero los problemas de fondo subsisten: hay problemas con el gas, la electricidad, el gasoil, los medios de transporte, los aeropuertos, la seguridad. Paralelamente se mantienen y acentúan los conflictos con las fuerzas armadas, la iglesia, el campo, el periodismo.

    Se quiere gobernar mintiendo descaradamente en las estadísticas, generando discursos falaces que intentan torcer la realidad, presionando y persiguiendo a periodistas y menospreciando a quienes expresan sus discrepancias con el gobierno. Todo esto ha ido menguando la aceptación pública y estos comicios demostraron que soplan otros vientos.

    Sin embargo, en vez de reflexionar para dar un inteligente golpe de timón tendiente a recuperar el espacio perdido, parecen obcecarse en un estilo rechazado por la gente. La sagacidad de Macri y sus asociados ha sido evitar las agresiones y presentar propuestas, lo que les dio muy buenos resultados.

    Por el contrario, las primeras palabras de Filmus ante la derrota fue descalificar al sesenta por ciento de los votantes, señalando que lo habían votado aquellos que piensan.

    Una forma totalmente infantil de aceptar a regañadientes el pronunciamiento popular que demuestra una soberbia sectaria.
También el Presidente Kirchner, queriendo desprenderse de la derrota, en un confuso discurso en la Casa de Gobierno, acusó a los periodistas de esquizofrénicos por vincularlo con el fracaso electoral de Filmus.

    La realidad es que, al terminar la primera vuelta, con un ímpetu inusitado arrostró contra Macri sosteniendo que estaban en juego dos modelos de país. Ese hecho es ya una realidad histórica que no se puede negar, pero como muchos políticos también el Presidente cae en el espejismo de creer que con las palabras se puede crear otra realidad.

    Los porteños votaron sin pensar en términos de izquierdas o derechas. Están hartos de una ciudad continuamente alterada por quienes cortan calles, queman gomas y amenazan embozados con palos a pacíficos ciudadanos que quieren seguir con su ritmo normal de vida y cumplir sus actividades laborales sin sobresaltos.

    Están hartos de la inseguridad, los baches, la basura, la construcción indiscriminada de altos edificios que cambian la fisonomía de la ciudad. Hartos de no ser escuchados cuando piden legítimamente una policía propia.

    Y hartos de un progresismo que atrasa, que paradójicamente está reñido con el progreso, que se maneja con ideologías perimidas y no tiene ninguna capacidad de gestión. Y eligieron otra cosa. El tiempo dirá si acertaron o se equivocaron, pero miraron hacia delante.

    Y en nuestro desdichado país no es poca cosa votar con esperanza.

    (Salvador Dellutri)

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com