San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1001 - Fecha: 30 de Mar, del 2007
Una sociedad en trasnformación

En el espacio de unas cuantas décadas la sociedad se reestructura a si misma, cambia la visión de los valores básicos como su estructura política y social, sus artes, sus instituciones claves.

     Nace un nuevo mundo y los que nacen en él no pueden imaginar en el que vivieron sus abuelos y en el que nacieron sus padres.

    Los años 60 pueden ser considerados como el inicio de la transformación que vive el mundo y aún estamos en medio de ella según Peter Drucker no se completaría hasta el 2010 o 2020. El paisaje político, económico, social y moral del mundo ya ha cambiado. No obstante es aún arriesgado predecir el mundo que le tocará vivir a las generaciones futuras. Las preguntas que van naciendo surgen del origen de los grandes problemas, las respuestas siguen escondidas en el futuro, lo único que se puede asegurar es que el mundo surgirá del reordenamiento de valores, creencias, estructuras sociales y económicas, sistemas e ideas políticas y que será diferente a cualquier cosa que hoy se imagine, solo se puede asegurar que el recurso primario continuará siendo el saber.

     Cuando analizo las sociedades contemporáneas frente al futuro que se avecina observo la crisis de valores que sufre, lo que ayer era considerado importante fue desplazado por lo frívolo. Una evolución nihilista de la humanidad desemboca en la frivolidad de los valores que suben y bajan. Esta situación se ve reforzada por el papel de los medios de comunicación, que marcan la tendencia de tener, según los indicadores del momento.
La crisis que se vive no solo atañe a los marcos morales tradicionales, heredados de las grandes confesiones religiosas, sino también de los valores laicos que le sucedieron. Esto ha dejado una sociedad inmadura. Los límites de las tres edades de la vida: infancia, juventud y vejez hoy son borrosas. Asistimos a la “juvenilización” de la sociedad que resulta cada vez más inmadura, en la que el ser humano parece no querer llegar a la edad adulta, sino permanecer en la juventud.

     La situación que planteo ha hecho desaparecer la autoridad que en otra época se conoció, naciendo en su lugar caricaturas que intentan colmar el vació existente, quisiera citar un ejemplo de lo que expreso. Como es mi costumbre todas las mañanas voy a mi café a leer el diario para enterarme sobre el acontecer nacional y mundial, un reportaje que le hicieran al expresidente Carlos Menem llamó mi atención en él se lo mostraba como un triunfador, después de leer atentamente las respuestas que daba al periodista, nació en mi la idea de recordar esos años en donde la inmoralidad se encontraba en sus más altos índices.

     Terminado su gobierno. muchos casos quedaron en los pasillos de la justicia con denuncias que durante años estuvieron en la etapa de instrucción y solo en raras oportunidades llegaron a juicio, siempre y cuando la causa no se cerrara por prescripción. Así nos encontramos con el caso de Victor Alderete interventor del PAMI que cometió iniquidades económicas durante sus gestión, también el caso de los 30 funcionarios y empresarios vinculados a la mafia del oro que tras doce años de investigación se beneficiaron con la prescripción de su expediente. Se puede citar también el caso de Roberto Martínez Medina ex secretario de Raúl Granillo Ocampo, último ministro de Justicia de Menem, vinculado al cobro de sobresueldos. Tampoco se hizo juicio sobre el tráfico de armas a Croacia y Ecuador o sobre la causa de la leche en polvo adulterada vendida al Estado en 1991. Todos estos hechos y muchos más que no relato para no hacer por demás extensa esta nota, recuerdan a un presidente que llevó a la más alta corrupción a la Nación y que aún persiste en su sueño presidencial.

     Su imagen decadente, no solo a nivel político sino también social y familiar, nos debe llevar a tomar conciencia para conformar una ética para el futuro, cuyo fin debe ser incorporar un nueva democracia que no sea solo instantánea sino también prospectiva (*), para el mundo incierto que se avecina. Einstein dijo que solo hay dos realidades infinitas: el universo y la imbecilidad humana. La imbecilidad de los políticos no es producto de una organización genética desgraciada, ni de la imbecilidad propia de los miserables o de los egoístas miopes, después de una generación de políticos brillantes no quedó siquiera una resaca de gente menor. La situación vivenciada lleva a mirar la realidad con sentido crítico despertando la conciencia individual, para que posteriormente emerja la ciudadana.

     La ética del futuro se halla vinculada con el presente, se deben tomar decisiones hoy para el mañana, en la actualidad existen tendencias que no son buenas para el porvenir, durante mucho tiempo no hubo conciencia de los problemas, pero existen muchas personas que evolucionan en la búsqueda de una solución, si será suficiente o rápida es otra cuestión.

     (*) Prospectiva arte de anticipar el futuro

    por: Guillermo Cesar Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com