San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 989 - Fecha: 13 de Mar, del 2007
LA IMPUNIDAD A FLOR DE PIEL

(Vadillo)/ En la Argentina existe una incomprensión básica entre lo que significa la ley y su aplicación.

     Esto lleva a la conclusión de que las formas son más importantes que los contenidos, no parece entender que para promover los intereses propios es necesario establecer reglas de juego que permitan articular los bienes de distintos sectores. Estamos acostumbrados a medir los comportamientos éticos según la medida de nuestra conveniencia. Tendemos siempre a juzgar la acción política con parámetros rígidos, pero pasamos por alto nuestras transgresiones cotidianas, hacemos culto de los valores light y tomamos a la corrupción como si fuera algo normal.

     Hoy asistimos a un incremento de la violencia que va alcanzando limites insospechados, muchos gozan de gran impunidad, vinculados al poder marcan el comienzo de esta cruel realidad que vivimos, otros provienen de zonas precarias en donde impera la miseria y la exclusión social. El delito suele transformarse en una alternativa al desamparo. En estos sitios abandonados por la sociedad funciona otro orden, el terror mantiene el dominio del territorio. La supervivencia en estos lugares requiere reglas claras, una delación puede ser juzgada más gravedad que un homicidio, puede ser castigada con la expulsión del territorio, con tormentos o con la muerte.

     La ciudadanía siente que ha entrado en un clima negativo de tensiones que no propicia la buena convivencia, ni asegura la paz social, un aire de violencia inunda las calles. Existe un millón de jóvenes calificados de marginales estructurales, que son carne del delito o del vandalismo. Están al margen de la educación, de toda autoridad familiar, carecen de trabajo, hundidos en una anarquía y nihilismo, el gobierno elude la realidad de enfrenar este colosal enemigo del futuro de la Nación y de la paz social.

     Un factor importante en este incremento de la violencia lo constituye el consumo de drogas. La Argentina ha pasado de ser un país de tránsito para transformarse en alto consumidor. Se ha instalado el narcotrafico, en combinación con otros negocios ilegales muchas veces vinculado con el tráfico de armas, como sucedió durante el gobierno menemista, en donde existió impunidad para sus autores y trajo aparejada la implicación de policías, militares, jueces, funcionarios y dirigentes políticos, inyectó dinero en sus mercados, en sus negocios, en sus partidos políticos, instituciones y organizaciones corporativas.

    
La impunidad del delito a flor de piel la podemos comprobar en distintas situaciones que vivió el país, se pueden citar como ejemplo algunas que conmocionaron fuertemente a la ciudadanía como fueron los casos de: una de las principales líneas aéreas del país que enviaba a Europa maletas repletas de cocaína, pasando por todos los controles, sin que ningún pasajero registrara su propiedad; la cuñada de un presidente que intentó pasar por la aduana una fortuna escondida en su maleta; la construcción de pistas de aterrizaje de gran calado en zonas desérticas, a las que nadie se siente obligado a dar explicaciones y además no se las pide; se voló una ciudad para ocultar el tráfico de armas, se asesinó a un fotógrafo y los implicados en el crimen quedaron libres al poco tiempo, incluso aquellos que fueron condenados a cadena perpetua. Según un artículo del diario Página 12 del 25 de mayo de 2007, Raul Kollman, escribe que en la Provincia de Salta ocurren numerosos crímenes vinculados con el narcotráfico y que desde hace tiempo se acusa a dirigentes políticos de ser narcotraficantes, sirvan estos casos de ejemplo de la impunidad que se vive en el país.

     Si bien es cierto que no toda la corrupción se origina en el narcotráfico, es si la principal fuente y se halla fuertemente ligada, a los paraísos fiscales, al lavado de dinero, financia muchas veces a los partidos políticos, otras crea fondos de inversión dedicados a comprar empresas quebradas o para quebrarlas.

     El gran consumo de la droga no está en los países periféricos sino en los centrales, no solo en la calle o en los barrios marginales, sino en el mundo de los negocios, la política, la farándula y las clases medias porque es allí donde está el dinero. La miseria física apenas ronda esos niveles, porque pueden comprar la droga de mejor calidad y pagar las clínicas de recuperación. El negocio es mundial y mueve 400.000 millones de dólares anuales, este dato fue aportado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), esta suma no paga impuesto, financia campañas políticas, corrompen jueces, legaliza negocios de misteriosa rentabilidad o rinden interés en los paraísos fiscales controlados por los grandes bancos internacionales.

     El drama de la violencia que vivimos es muy grave y complejo, cada vez es más amplia la brecha entre ricos y pobres, esta situación impulsa al aumento del delito cuya crueldad crece cada día, dando lugar al nacimiento de un gran temor en la ciudadanía Es de vital importancia analizar racionalmente los métodos para combatir la violencia que nos invade, el gobierno debe tomar con prioridad, seriedad e inteligencia para solucionar este problema que grava el futuro de la Nación.

     Guillermo Cesar Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com