San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 874 - Fecha: 11 de Sep, del 2006
Respuestas al Mayor Pedro Mercado

(Vadillo) El domingo 3 de septiembre como es mi costumbre, fui al café a hojear La Nación, con sorpresa, luego indignación y finalmente con gracia, leí las declaraciones del mayor Pedro Mercado.

     Antes de comenzar mi comentario quisiera transcribirlas: << Se esta atentando contra la libertad de pensamiento. En mi caso se podrá sostener lo que yo pensaba, porque jamás expresé ni utilice mi puesto ni mi grado para nada. La intolerancia no va con ningún valor democrático y de la mano con lo que sucede en la Argentina. Se esta construyendo un poder hegemónico que nos va limitando terriblemente nuestras libertades individuales>>.

     Cuando termine de leer el resto de el artículo recordé la dictadura militar de la que el Mayor fue parte, vivíamos en esos tiempos un verdadero atentado a la libertad de pensamiento. Cada idea que queríamos expresar que discentía con el pensamiento de la Junta Militar era seguida de la cárcel, tortura y finalmente muerte. Retornaron muchas imágenes de esos tiempos vividos: quienes fuéramos o no parte de la subversión, nuestro delito era ser civiles y debíamos asumir es que nuestra libertad había cesado.

     Recuerdo el allanamiento que sufrí en mi casa el 21 de junio de 1977, solo por una denuncia injustificada, si bien no había nada que nos incriminara, mi esposa e hijos vivieron el temor de ver a su padre amedrentado por un esbirro del poder, que lo tenía en el suelo con un arma sobre su cabeza mientras era interrogado. Eran los primeros tiempos de la represión y al comprobar la falta de veracidad de la denuncia se retiraron, pero previamente fuimos encerrados.

    Al conseguir liberarnos, comprobamos el desorden que habían hecho en nuestro hogar durante la requisa y además del robo que habíamos sufrido. Otro recuerdo que viene a mi memoria fue cuando volviendo de la Universidad fui detenido por un operativo, que me preguntó de donde venía y cual era mi labor, al contestarle que era docente universitario fui sacado del auto, obligado a poner los brazos abiertos sobre el capot y comenzó una requisa minuciosa del vehículo. Al no encontrar nada me ordenaron que continuará con mi viaje, el solo hecho de ser profesor universitario me transformaba en sospechoso.

     Lo que he citado fueron algunas situaciones que yo viví, paralelamente en el país se respira olor a muerte y terror. La dictadura militar argentina tuvo como objetivo llevar a cabo una política de represión, al tiempo que aspiraba refundar las bases materiales de la sociedad. Para ello introdujo el terrorismo de Estado. Apuntó al exterminio y disciplinamiento de vastos sectores de la sociedad, en especial a los intelectuales, empobreció a los sectores medios y populares en beneficio de grandes grupos económicos de los que algunos componentes de las fuerzas armadas formaban parte.

     Quisiera que el mayor Pedro Mercado recuerde que desde 24 de marzo de 1976 hasta mediados de 1983 hubo 30.000 desaparecidos. En esos tiempos vivimos momentos degradantes como el Mundial de Fútbol de 1978, donde pudimos observar al siniestro General Videla aplaudir los goles argentinos como una muestra de populismo, mientras que por otra parte la organización del Mundial dejaba un positivo saldo económico a los militares que lo organizaron. Quiero también refrescarle su memoria con el espectáculo dantesco de una Plaza de Mayo llena por la convocatoria del General Leopoldo Galtieri y sus adláteres de la Junta Militar, cuando anunció la invasión a las Islas Malvinas en 1982, enviando a la muerte a una generación de jóvenes sin pertrecho alguno y. recordarle la actitud del cobarde, torturador y asesino Roberto Astiz, quien se rinde a los ingleses sin disparar un tiro, pero habiendo expresado antes “rompo las claves y me lanzo al combate”.

     Mayor Mercado: las instituciones democráticas han atravesado grandes crisis, sociales económica y políticas, pero a pesar de ello luchamos para que perdure. Los militares de hoy solo son una sombra de lo que fueron y quieren revertir la situación ocultándose tras una piel de cordero, para retornar al poder. Su caso es aún muy particular pues emplea como vocera de su opinión a su esposa. Los civiles no queremos volver a ser ilotas del poder militar, los que no somos tan cínicos preferimos la política con errores, en lugar de crímenes, debemos gritar a coro ¡ Viva la democracia ¡.

     La democracia debe ser muy exigente consigo misma, sino es así comienza a declinar, es espacio de conflicto, contradicción y pluralidad. El derecho a saber es uno de sus pilares más fuertes. La democracia no es la muerte de la política, su muerte ocurre cuando solo existe una única opinión sin aceptar discenso; por tal razón no apoyo al actual Presidente de la Nación, pero creo en el poder de las urnas que nos llevarán a la larga a un futuro promisorio.

     Guillermo César Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com