San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 784 - Fecha: 1 de May, del 2006
Reelección de Intendentes

Propiciar la reforma de la Ley Orgánica Municipal con argumentos de mejorar la gestión municipal e iniciación de un proceso de renovación política. Aquí reproducimos una respuesta técnica contrastante, perteneciente al Arq. Norberto Iglesias.

     En una nota publicada en Aquí La Noticia el 25/1/06 el ministro Randazzo y algunos diputados provinciales han salido a propiciar la reforma de la Ley Orgánica Municipal con argumentos de mejorar la gestión municipal e iniciación de un proceso de renovación política. Aquí reproducimos una respuesta técnica contrastante, perteneciente al Arq. Norberto Iglesias especialista en administración Pública.

    Una de las principales razones del Ministro de Gobierno de Felipe Solá para impulsar la reforma de la Ley orgánica Municipal es: “La ley vigente ha quedado desactualizada ante el nuevo modelo de país que plantea el Presidente, donde la provincia de Buenos Aires y sus municipios serán protagonistas”. Randazzo nos deja con la duda a cual modelo se refiere: ¿el de la Constitución de la provincia de Santa Cruz donde los municipios tienen autonomía plena con CARTAS ORGÁNICAS MUNICIPALES, cobran el impuesto inmobiliario y sus intendentes pueden ser reelegidos indefinidamente?

    Dice también que “…busca contribuir con una mejora del marco normativo y de la calidad de la Institución municipal” mientras el proyecto detalla tópicos “esenciales” como transparencia, participación, planeamiento estratégico, asociatividad y descentralización del estado provincial. De la verdadera autonomía municipal declarada por los artículos 123º y 190º de la Constitución Nacional: NADA serio, además de los slogans.

    Pero una cosa esta en claro: se propone impedir la reelección sin limites de los intendentes, que establece el actual régimen orgánico municipal. Reelección calificada por este dirigente como “régimen vitalicio”, de estirpe antirrepublicana y dañina para el sistema democrático. A mi criterio, este último motivo es la verdadera justificación del proyecto y todo lo demás es cháchara. Desde una perspectiva técnica, quiero desmitificar ese concepto falsamente progresista.

    Los Municipios son la escala de poder representativo más cercana al individuo y a sus necesidades cotidianas y tienen dentro de sus competencias propias la defensa y la administración de los intereses locales. Esta inmediatez o cercanía entre los representantes y representados es una fuente legítima de liderazgo político que no puede ser desconocida por la normativa y que resulta sumamente productiva a los fines de canalizar la defensa de estos intereses. La existencia de un liderazgo político, muchas veces carismático, es además parte integrante de la identidad local que, como bien sabemos, es una de las potencialidades para el desarrollo de los pueblos y ciudades en la era de la globalización.

    Opiniones como la del Ministro de Gobierno parecen olvidar el nefasto concepto de la proscripción política en la historia argentina y sus consecuencias, como así también la existencia de procedimientos partidarios y eleccionarios internos que operan como mecanismos participativos, democráticos y moderadores previos a la posibilidad de reelección y que muchas veces requieren de mayorías calificadas para posibilitarla.

    Hoy, en el ámbito municipal, encontramos a los nuevos conceptos de gestión de calidad en la administración pública, generalmente impulsados desde los municipios a través de políticas innovadoras y participativas, como un importante instrumento de progreso. La doctrina mayoritaria viene sosteniendo la conveniencia de la continuidad de ese tipo de gestión que necesariamente abarca a más de un período electoral.

    No debemos olvidar que, en todos los casos, el voto opera en una reelección como un importante apoyo a las políticas transformadoras; que la postulación del Intendente para un nuevo período renueva las obligaciones asumidas y las responsabilidades consecuentes y que ambos puntos no hacen más que fortalecer los objetivos y la integración de la comunidad y sus dirigentes. Vemos entonces que cuando la gestión tiene a la calidad como objetivo y resulta exitosa, el ejercicio continuo e ininterrumpido de un administrador significa una virtud o una fortaleza pero nunca un disvalor.

    En los ámbitos administrativos de Brasil, hace tiempo hay un debate político-técnico sobre la limitación impuesta por la ley, a la reelección de los prefietos por más de dos períodos consecutivos. Los prefeitos petistas (intachablemente progresistas, según la óptica de los dirigentes como Randazzo) justifican acabadamente las dificultades de desplegar políticas y programas consistentes en sólo dos períodos consecutivos de cuatro años, por lo que solicitan una reforma para llevarlo a dos períodos de 5 años, por lo menos.

    En la nunca suficientemente reconocida democracia española tenemos el ejemplo de uno de los lideres del socialismo catalán, Antonio Siurana Zaragoza, Alcalde de Lleida, ejercer por mas de 24 años consecutivos la jefatura local de la principal ciudad mediterránea de Catalunya, sin que ningún republicano se rasgue las vestiduras por ello. Otra que Quindimil!!!!

    Cabe aquí una reflexión: ¿Es posible acusar los municipios sustentados en la libre voluntad popular como causantes de la baja calidad en la gestión pública local? Sin lugar a dudas, una de las mayores responsabilidades para analizar la mejora en la calidad del gobierno local corresponde a los gobiernos centrales y provinciales que todavía no generalizan el principio constitucional de insta a la plena autonomía municipal, con recursos genuinos.

    La descentralización y la autonomía local son valores técnicos y políticos recomendados unánime y universalmente, resultando necesario diferenciar la defensa de los buenos intendentes que pueden reelegirse gracias a la actual sistema de un modelo de entronización en el poder. Tampoco debemos achacar el mal gobierno a la continuidad: El mal gobierno es de malos intendentes, sean nuevos o reelectos.

    Por fin, si buscamos una verdadera justificación a este discurso, lo encontraremos en la encrucijada meramente electoralista, donde los proyectos de reforma buscan frenar a fuerzas políticas legítimas del GBA. Entonces cabe la pregunta obligada ¿Es posible que las normas formales cercenen al poder político legitimado por el voto popular? ¿Es posible que se disfrace tan burdamente una treta electoralista como si fuera una sofisticada acción que busca mayor eficacia y calidad de gobierno?

    ¡Cuando el desgaste es grande los propios vecinos echan al intendente!!!!. Cuando son corruptos o incapaces, son suspendidos por el HCD local sin necesidad de intervención judicial o llamadas del Ministro de Gobierno. No hace falta que una ley determine el desgaste del intendente después del segundo período. Los vecinos, los ciudadanos saben cuando!!!!! El municipio es el único nivel del estado que hace sus renovaciones de manera democrática y sin muchas complicaciones a la institucionalidad. Los otros niveles de gobierno necesitan crisis que, a veces, casi arrastran a toda la sociedad. Estas diferencias son esenciales a la hora de formular modelos universales.

    La verdadera reforma y renovación política debe hacerse de manera seria y consensuada y empezando por los otros niveles del estado, con medidas como, por ejemplo: el abandono de las listas sábanas de diputados que acceden a sus bancas colgadas de alguna figura tractora como la esposa del Jefe, sea este Duhalde o Kirchner. ¿Como hubieran accedido los diputados provinciales Fernando Navarro y Graciela Rego, críticos a la reelección de los intendentes, sin esta vieja herramienta de la política? ¿Porque no les preocupa a estos legisladores la reelección eterna de los diputados? ¿Ellos no se desgastan?

    Entender a la reelección indefinida de los Intendentes como un daño al sistema democrático no es más que una muestra manifiesta de desconocimiento de la democracia misma y sus principios básicos y un claro menosprecio a los electores cuya opinión (en este primer estadio de la democracia) debe ser potenciada en toda su magnitud.

    1 Actual administrador General del IMDUVI, funcionario de varios municipios bonaerenses, formación de posgrado en la materia (Maestría en Administración Pública Local de la UIM, en España 2000). y fuerte defensor de las autonomías municipales.

    {Arq. Norberto Iglesias}

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com