San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 727 - Fecha: 12 de Ene, del 2006
Se cierra la mordaza

(Dellutri) \ El periodista Pepe Eliaschev denunció haber sido víctima de la censura oficial cuando el 30 de diciembre pasado levantaron intempestivamente su programa “Esto que pasa” que se transmitía por Radio Nacional.

     El caso es emblemático y se suma a las reiteradas denuncias que hace ADEPA sobre las presiones que recibe la prensa por parte del gobierno y la constante agresividad del Presidente hacia los periodistas cuyas opiniones son divergentes.

    Eliaschev no es un recién llegado a los medios, es un periodista de vasta experiencia, independiente, acostumbrado a criticar aquellas cosas que le parecen mal, pero abierto al diálogo y la discrepancia. Por eso pudo pilotear con éxito el programa durante veinte exitosos años.

    Sin embargo alguno podría, desconociendo el medio, cuestionar el caso sosteniendo que toda emisora puede prescindir de un programa periodístico por razones económicas o de programación. Pero en este caso la forma en que se procedió no resiste el menor análisis y demuestra que estamos ante un caso de censura.

    El periodista no percibía remuneración por parte de la emisora, porque él mismo compraba y, a través de su agencia, comercializaba el espacio. Así se manejó durante los últimos cinco años en Radio Nacional. Su contrato vencía el 31 de diciembre y en una de sus cláusulas se estipulaba, como es usual, que en caso de no renovarse por cualquiera de las partes debía anunciarse con siete días hábiles de anticipación.

    Haciendo caso omiso de la cláusula contractual la Directora de la Emisora, cinco minutos después de terminado el último programa del año, llamó telefónicamente al conductor para anunciarle que, por órdenes superiores, el programa no iba más. La operación tenía por objeto impedir dos cosas: Que el conductor se despidiera de su audiencia y que pudiera negociar con otra emisora el traspaso del ciclo. Tengamos en cuenta que es muy difícil encontrar lugar en la grilla de alguna otra radio, porque a esa altura del año ya toda la programación está definida y contratada.

    No deja de preocupar este hecho que se suma a la forma discriminatoria en que se maneja la publicidad oficial y las presiones que reciben determinados periodistas cuando critican al gobierno. Presiones que han surtido su efecto. Ninguno de los grandes canales de aire se atreve hoy a contratar a un periodista como Jorge Lanata. Se autocensuran porque, de hacerlo, tendrían problemas con la publicidad oficial y prefieren “curarse en salud”.

    Tendríamos que añadir que hasta ahora el Presidente no ha brindado ninguna conferencia de prensa, pero no se ha privado de censurar públicamente a los medios que cuestionan algunas medidas de gobierno y hasta intentó desprestigiar a periodistas de conocida trayectoria como Claudio Escribano, del diario La Nación. Es innegable que se siente mucho más cómodo rodeado de incondicionales que aplauden y vitorean que enfrentando las preguntas del periodismo libre.

    Pero una democracia, para ser tal, tiene que tener una prensa independiente que pueda expresarse por todos los canales posibles y el amplio abanico de opiniones políticas tiene que llegar al público. En la riqueza de la divergencia, la fecundidad del debate y la búsqueda del consenso es donde se enriquece la democracia. Si esto no sucede se camina a pasos acelerados hacia una hegemonía que derivará necesariamente en totalitarismo.

    Los argentinos sabemos lo que significa la censura de todo tipo porque la hemos sufrido en carne propia. Sabemos también, por experiencias del pasado, lo que sucede cuanto quienes gobiernan entran a marearse con el poder y caen en peligrosos mesianismos. No deseamos para nuestro país, ni para ningún país del mundo, una prensa amordazada.

    Al margen de la afinidad ideológica con los periodistas censurados, todos debemos estar atentos porque comienza a apretarse la mordaza sobre la prensa. Y la libertad es un patrimonio de todos, que debe ser defendido por todos.

    Un párrafo aparte para dejar constancia de la tristeza que produce ver a la directora de Radio Nacional, la periodista “Mona” Moncalvillo, ejecutando estas medidas. Ella sufrió en el pasado los embates de la censura, sabe de persecuciones y luchó por los derechos humanos. Hoy está sentada en la dirección de Radio Nacional y parece haber olvidado los ideales y principios que antes pregonaba y defendía. Hoy responde al poder de turno con toda docilidad y actúa sin sonrojarse. ¡Cómo nos cambia el ejercicio del poder!.

    Salvador Dellutri

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com