San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 697 - Fecha: 23 de Nov, del 2005
La ola de violencia en Francia

(Vadillo) / La ola de violencia que acosa a Francia, es causada por el rechazo al modelo social francés, los jóvenes que se lanzan a la calle, no poseen reivindicaciones claras, no tienen ideologías, ni líderes que los guíen, ni propuestas.

     La movilización tiene un solo fin, la búsqueda de la integración de los inmigrantes y sus hijos nacidos en ese país, que son desplazados del modelo social, negándoles el reconocimiento de su ciudadanía, esto los lleva a la pérdida de la posibilidad de un trabajo prospectivo, un desarrollo educativo y el acceso a la salud.
Este desprecio por los inmigrantes y su descendencia, tiene en la actualidad repercusión en casi toda Europa y se produce por el giro del capitalismo productivo hacia el capitalismo financiero.

     Finalizada la Segunda Guerra Mundial, entre los años 1945 a 1955, se iniciaba en Europa un periodo de reconstrucción que traía aparejado un proyecto de producción. Para esto necesitaban cubrir la mano de obra faltante, cuya ausencia perturbaba sensiblemente todos los proyectos que se presentaban.

    Cuando Argelia se libera de Francia, después de una cruenta lucha, se independiza, muchos argelinos son impulsados a emigrar a Francia, pues se necesitaba mano de obra barata. Pero esta migración no significaba integración, para ellos ni para sus descendientes, Francia aplicó siempre un criterio de asimilación.

    Con la aparición del capitalismo financiero, en el que ya no se busca resarcimiento monetario sino que impera la expansión del mercado, el sistema laboral ha cambiado, las nuevas tecnologías van desechando la mano de obra, que es reemplazada por máquinas de alta sofisticación, que reemplaza a la mano de obra, originando como consecuencia una alta desocupación.. El modelo de la primer década después de la Segunda Guerra Mundial ha cambiado. En el fin de la modernidad la realidad pasa ahora por el ajuste de elementos diferentes. Francia no ha sido capaz de aceptar el cambio producido y se niega a integrar las corrientes migratorias y a sus descendientes nacidos en su tierra, aceptando sus especificaciones culturales y religiosas. Cuando esto sucede el sistema se vuelve perverso y termina por estallar.

    En Francia “integración” significa “asimilación” , convertirse en francés significa dejar de lado la identidad de sus ancestros. No se debe olvidar que Francia nació de un impulso nacionalista, el que procuró ser compatible con el imperialismo. La autodeterminación de las antiguas colonias nunca se reconcilió con el nacionalismo. Argelia era parte de Francia, pero sus ciudadanos no eran franceses: eran argelinos. La ciudadanía en Francia no es una elección, sino un derecho. Ser oriundo de una colonia no implica ser netamente francés, más allá de que reciba el mismo trato ante la ley.

     En mayo de 1968, se produce en Francia una fantasía de intelectuales que conmocionó al mundo, por primera vez un movimiento mostró un empuje antiauto-ritario. Se comprendió que las organizaciones revolucionarias formadas por militares profesionales son máquinas de opresión. Mayo quebró la historia en dos: la de los amos que acaban siempre extendiendo sus tentáculos de embrutecimiento y la que en adelante deberá luchar contra los despotismos pseudo revolucionarios. También este movimiento dejo en claro que nadie tiene derecho a pensar por los otros.
En cambio el movimiento que se produce en octubre del 2005, denota una urgencia de identidades. La colonización no finaliza con la devolución del territorio, el habitante de la colonia siente que forma parte de la Nación que lo liberó, considera que ella debe hacerse cargo en orientar su destino. Si no cumple ese fin, nacerá el recelo. Cuando ven características que los diferencian del ciudadano común, que él y sus descendientes habitan un “ no lugar “, en el cual se ven restringidos al acceso de aquello que, por derecho de nacimiento, más allá de su ascendencia consideran que les corresponden, nace la reacción violenta.

     Michel Les Bris, perteneciente a la generación de los nuevos filósofos franceses, que actuó en el mayo francés, expresaba que las revueltas eran una reivindicación de identidad frente a los abusivos intentos por cambiar los valores culturales. Siempre recuerda una frase escrita en los muros de la Facultad de Ciencias Políticas de París

    LAS FRONTERAS, ME RIO DE ELLAS

    A Les Bris le pareció que esa anónima sentencia era la negación de los nacionalismos, una reacción contra el enclaustramiento de los pueblos dentro de sus propias murallas. Pero se dio cuenta de que debe ponerse junto a ella, como su complemento, más tarde halló otra frase que decía:
Queremos vivir nuestro propio país
Esta divisa proclamaba a su juicio, el derecho que los pueblos tienen a sus propios modos de vida, a sus tradiciones, a su alma. Hay en el pensamiento de Les Bris una profunda repulsión por todos los promotores del odio, por todos los que predican el exterminio de las regiones y la destrucción de las comunidades locales. Les Brins continua diciendo: los pobres son perseguidos, como los vagabundos y los blasfemos, como todos los que tratan de escapar del control del estado. Este persigue a todos los que se resisten a ser calificados, identificados, estatizados. Por su parte, los marginados, abandonan su medios de origen y sus familias. Se convierten en focos de resistencia en busca del lugar que la sociedad les niega.
Lo ocurrido en Francia nos lleva a una reflexión sobre el Nuevo Mundo que está naciendo, invito al lector de este artículo que la realice y piense en el devenir de nuestra tierra.

    Guillermo Cesar Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com