San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 688 - Fecha: 31 de Oct, del 2005
La tierra, un planeta en riesgo

(Vadillo) / La furia de la naturaleza golpea a la Tierra, los viajes en el espacio nos la muestran de un hermoso color azul, salpicado por el blanco algodonoso de la nubes, dando la impresión de un planeta en el que se desprende la opulencia y riqueza.

     Durante milenios, su naturaleza generosa, con una flora exuberante y una fauna abundante, ha permanecido dueña de ella, alimentando al hombre con quien ha permanecido en constante asociación.

    Desde la segunda mitad del siglo XX, en nombre del progreso y el desarrollo, el hombre parece empeñado en la destrucción de su medio natural, las tierras, las aguas y la atmósfera del planeta, son víctimas de devastaciones de toda especie. Una urbanización desmedida, que trae aparejada la deforestación, la contaminación de mares y ríos, calentamiento del clima, empobrecimiento de la capa de ozono, lluvias ácidas y otros efectos productos de una tecnoci-encia que avanza en forma ilimitada y sin contención alguna, pone en peligro, el futuro de nuestro planeta.

    Se estima que para el 2010, la capa forestal de la Tierra habrá disminuido mas de un 40 %, en relación a 1990. Para el 2025, la población mundial podría oscilar entre los siete mil quinientos y los nueve mil quinientos millones de habitantes, frente a los seis mil millones actuales. En el 2040, la acumulación de gases que producen el efecto invernadero podría ocasionar un aumento de entre uno y dos grados de la temperatura media del planeta. Se calcula que el nivel de las aguas de los océanos se elevaría entre 0,2 y 1,5 metros.

    Los países industria-lizados y aún los en vías de desarrollo – cuya prosperidad se basa el un produc-tivismo excesivo y en la sobreexplotación del entorno – deben tener en cuenta este riesgo que compromete la existencia de las futuras generaciones..
La tecnociencia que lamentablemente ha reemplazado al verdadero sentido de la ciencia, se halla cada vez más próxima al mercado, hace ojos ciegos al peligro de la contaminación y al cambio climático global, como así también al agotamiento de los recursos naturales, todo ello en función de un produc-tivismo ilimitado.

     La desaparición de numerosas especies de la fauna y la flora originan serios desequilibrios, preservar la variedad de la vida se ha convertido en un imperativo. La degradación del entorno puede tener consecuencias irreversibles. Nuestro planeta se desmorona bajo los desechos, a nivel mundial, cada año se generan más de dos mil millones de toneladas de residuos industriales sólidos, a lo que se debe añadir las siete mil toneladas de productos nucleares, que no tiene destino fijo, ellos son producidos en un 90 % por los países más ricos del mundo.

     En tiempos muy próximos, la mitad de la población mundial se deberá enfrentar a una grave escasez de agua potable, esto traerá aparejado tensiones sociales y económicas que podrían llegar a convertirse en grandes guerras, las zonas más afectadas serian Africa del Norte y Oriente Próximo, se calcula que entre 1960 y 2025, se pasará de un consumo de 3.450 metros cúbicos por persona a 667, originando una disminución de un 80 %. El agua dulce constituye uno de los retos más evidentes del siglo XXI, a menos que se descubra un procedimiento económico para desalinizador el agua del mar.

    En todo el mundo la erosión, la sobreexplotación y el pastoreo excesivo, merman la superficie de tierras fértiles a un ritmo acelerado, como resultado de ello la zonas áridas y semiáridas se transforman en desiertos, la fauna y la flora se empobrecen y los pobladores de esas zonas se encuentran acuciados por el hambre.

    Una gran amenaza para la humanidad es la defores-tación, en lo últimos diez años, catorce millones de kilómetros cuadrados de bosques se han transformados en desiertos. La deforestación es una de las causas principales del efecto invernadero. La explotación forestal con destino a los países ricos representa el 20 % de las talas efectuadas en el Tercer Mundo, ello trae aparejado la destrucción del patrimonio biológico de las selvas tropicales, en las que se hallan el 70 % de las especies vegetales y animales del planeta. La degradación del suelo y la deforestación, es acelerada por el comercio internacional.

    Esto que expresé me lleva a la siguiente pregunta ¿ la actual lógica del desarrollo, basada únicamente en el mercado, es compatible con el triste destino de nuestro planeta? y me respondo en mi soledad, en este mundo donde la pasión del dinero, lleva a los interés de las grandes empresas mundiales a regirse solo por criterios puramente financieros y se sirven de la tecnociencia con el solo fin de obtener beneficios económicos, han perdido la responsabilidad y no les preocupa el devenir de la humanidad.

    Una urbanización desordenada ha dado nacimiento a ciudades monstruo, con arrabales donde la densidad demográfica y los fenómenos de hacinamiento han creado situaciones de vida difíciles. Hemos asistido también a la multiplicación de descubrimientos de la tecnociencia importantes para cierto progreso, pero cuyos efectos nefastos en el cuadro de la vida han sido desatendidos. Por primera vez en su historia, el hombre dispone de un poder tal, que se encuentra en condiciones de aniquilar a su biosfera y precipitarse a un suicidio ecológico.

    La naturaleza que conocemos en nuestros días no es evidentemente la de sus orígenes. Se encuentra ya pesadamente marcada por el sello del hombre. Incluso la misma no es, en su conjunto, sino lo que el hombre le ha impreso ayer. Esta toma de conciencia es penosa. Las disparida-des son tan grandes que el egoísmo y el lucro, la imposibilitan. Es solo partiendo de las riquezas naturales, con las que el hombre podrá tejer nuevas telas de solidaridad, como lo evoca ese viejo himno védico de la antigua India que dice:

    “Tierra que das el oro y la piedra preciosa
Y las riquezas todas
Eres la madre universal
Portadora de tesoros en mil escondites
Inmenso alojamiento de esplendores”

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com