San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 668 - Fecha: 25 de Sep, del 2005
El Objetivo es el 2007

Para usted, vecino, el 23 de octubre pareciera ser una fecha más de calendario. Usted sabe, sí, que hay campaña política para octubre, pero aún no tiene fijado al domingo 23 como “el día señalado”.

     Es que la expectativa –bien “argentina” por cierto- no es la misma cuando se eligen cargos Ejecutivos: llámese Intendente, Gobernador, o Presidente.

    Se trata de un sufragio para ocupar bancas en el legislativo donde se renovará el 50% de cada cámara o cuerpo por lo que no pareciera ser “tan importante”. Esta elección –como todas las legislativas- se viven como una “previa” para los interesados directos y “de segunda” para los vecinos que poco tienen que ver con el ambiente político. Además, en tren de sincerarnos, para muchos, cae hasta molesto pensar que ese día, domingo, habrá que ir hasta la escuela, hacer cola y votar (con lo que ellos significa: decidir entre quedar bien con su conciencia o con el político de turno).

    Situación abonada por distintos factores que en este medio abarcamos en innumerables ocasiones a lo largo de estos veinte años, por lo que, en ese sentido, no hay mayores novedades: descreimiento en la clase política (administraciones fraudulentas y deficientes, corrupción), desinterés (un sistema democrático muy indirecto y sin resultados óptimos frente a las expectativas para usted que va a votar); poca participación (las estructuras partidarias se volvieron verdaderos “grupos” cerrados donde la militancia tiene poca “movilidad”, ¿es igual un concejal que un Diputado?).

    El ejercicio de la política, cuyo premio es la “administración” del Estado, se volvió una cuestión de elite y lo peor del caso (y ya no solo en nuestro país) es que, para el inconsciente colectivo (pueblo, ciudadanos o vecinos), se trata de una labor que puede dar muy buen pasar económico a los que acceden a los cargos.

    MUCHO EN JUEGO

    Una verdadera lástima y a pesar de que nuestros abuelos crean que todo esto se arruinó (cosa que muchas veces nosotros conva-lidamos con nuestro voto), habrá que hacer algo para cambiarlo. Pero claro, falta un elemento que filosóficamente podríamos describir como voluntad, aquello que el dirigente llama “decisión política” (eso que falta cuando los recursos –plata- está y de todas formas no se hacen las cosas), aquello que transforma lo “potencial” (lo que puede ser) en acción (lo que es, lo que se hace). Eso, desde este humilde lugar, podríamos definirlo como “decisión ciudadana”, en un título lindo para decir lo que muchas veces instamos desde Aquí: la participación.
Esa, y no otra, es la única clave que nos llevará a un verdadero cambio.

    Pues bien, después de esta introducción un tanto utópica pero nacida desde nuestro mejor sentido pluralista y republicano, haremos mención a situaciones que se dan en el contexto de una campaña en la que, en realidad, hay mucho en juego.

    Partiendo desde que el propio Presidente de la Nación, Néstor Kirchner, metido de lleno en el proselitismo (algo discutido desde distintos sectores) la campaña es motivo implícito en cada acto, gesto o decisión. Y ya lo dijo él: necesita plebiscitar su gestión, convalidar lo hecho y consensuar su propuesta en las urnas, por las que llegó al poder con un escaso veniti pico por ciento.

    También Felipe Solá, en la provincia, se la juega por sus últimos dos años al frente de la gobernación (y su futuro político) intentando sumar bancas a favor en el Congreso provincial que le permitan realizar una gestión con mayor poder de decisión sobre los recursos.

    Esto, bajado a las Intendencias varía sensiblemente, sobre todo a las que compete a nuestra región. Las tres administraciones, en Malvi-nas Argentinas, San Miguel y José C. Paz, ya cuentan con mayoría partidaria en los Concejos Deliberantes, por lo que en esta elección se trata de no dejar crecer a los posibles adversarios, acotarles las estructuras y, de ser posible, destruirlas.

    Jesús Cariglino, Intendente malvinense, viene consolidando su poder en un trabajo de diez años, revalidando en cada elección su forma de administración y ejercicio político (léase conducción) por abrumadora mayoría ciudadana en las elecciones que tuvo, en su historia, el joven distrito.

    Por su parte, y tras una feroz interna, Mario Ishii “se hizo cargo” de un distrito en ruinas. El jefe comunal paceño, con un estilo personal y lidiando siempre con los grupos internos que sólo reconocen en él el liderazgo, logró consolidar una estructura peronista que obtuvo, desde su asunción, un buen resultado en las urnas. Apoyo ciudadano que vio, en las obras realizadas, una veta de crecimiento en un lugar donde no había nada, es por esta razón que Mario Ishii se juega por el proyecto de Kirchner con Cristina como Senadora.

    El caso de San Miguel lleva la bandera de Aldo Rico, que con un discurso de “orden y administración” asegura que puso al distrito de pie administrativamente limpiando la corrupción de las gestiones anteriores con un fuerte énfasis en la seguridad; siempre “fogoneado” por su mano derecha y hoy actual Intendente, Oscar Zilocchi, ahora preocupado forjando un cambio cultural que, creen, es la base donde se debe cimentar el crecimiento definitivo.

    CRUZANDO LA VEREDA

    Fue justamente en San Miguel donde Felipe Solá “jugó” abiertamente contra la estructura de Aldo Rico y perdió en la elección del 2001, situación que vuelve a repetirse y donde el gobernador quiere revancha. Ahora la estructura felipista sanmi-guelina, encabezada por el Interventor de Lotería y Casinos de la provincia, Franco La Porta, aliada con la kirchnerista, representada por la Directora del Consorcio Mercado Central, Stella Maris Prunotto, pretende arrebatarle al PJ de San Miguel la hegemonía en el deliberativo.

    Del otro lado de la ruta 8, el ex funcionario carigli-nista, Luis Vivona, es el responsable (ahora) del armado kirchnerista para enfrentar la lista que apoya su otrora jefe político, Jesús Cariglino. No es la primera vez que las urnas los separa, pero en esta oportunidad el consolidado PJ malvinense, siempre leal a Duhalde en esta oportunidad jugado a la candidatura de “Chiche” Duhalde, tendrá en frente a los hombres del Presidente.

    José C. Paz, desde esta perspectiva, es un caso. Jesús Aispuru siempre tuvo afinidad con Osvaldo Mércuri, fiel integrante de la estructura duhaldista; a la vez que fue incondicional a la conducción de Mario Ishii en José C. Paz. El hoy Diputado provincial dice ser el principal referente del PJ “oficial”, debido a que el jefe comunal se alineó en el proyecto del Frente para la Victoria del Presidente. Aispuru había sido funcionario de Ishii y uno de los conciliadores entre los distintos grupos que se “juntaron” tras el actual jefe comunal no hace mucho tiempo.
Aquí entonces, queda todo entre “compañeros”: ¿qué hay de las otras fuerzas políticas?.

    El radicalismo intenta reorganizarse y tal vez no tenga mucho tiempo: el único concejal que queda termina en diciembre en San Miguel y, a esta fecha, las encuestas dan un saldo negativo.

    El PAUFE, de Luis Patti, pretende algo más que conservar sus bancas de concejales locales. Va por más espacio en José C. Paz y Malvinas sobre todo, aprovechando el acuerdo “de cúpula” entre el ex Comisario e Hilda González de Duhalde.

    Por su parte Recrear, hoy Compromiso para el Cambio, el sector más representativo de la derecha, localmente ha invertido en afiches, logrando buen impacto visual que esperan canalizar en las urnas. Pero, solo eso y poca exposición de los candidatos y propuestas no podrán hacer milagros en una región históricamente peronista.
A la vista está que esta elección legislativa tiene “olor” a interna debido al bajo margen de posibilidades de las otras fuerzas y de los explosivos cruces mediáticos entre las principales protagonistas, porque parece que aquí todo queda en familia: entre los Duhalde o entre los Kirchner.

    Hay un aspecto que vuelve a surgir en este entramado. Si bien tenuemente pero no por eso menos importante, es el surgimiento de posiciones políticas diferenciadas, algo que Carlos Menem, durante su década al frente del país se había encargado de “borrar” en los discursos como en los hechos. Hoy volvemos a hablar de representantes de izquierda, de derecha o de centro. Ojalá la pluralidad sea protagonista en la próxima historia política Argentina. ©ALN

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com