San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 643 - Fecha: 11 de Ago, del 2005
La necrofilia de los argentinos

(Dellutri) ¿Somos necrofílicos los argentinos? Observe los feriados del calendario. Todas las efemérides dedicadas a los próceres están relacionada con la muerte: El 17 de agosto el deceso de Gral.San Martín (...)

     (....), el 11 de septiembre el fallecimiento de Sarmiento. Los recordamos en su éxodo y no en su arribo a la vida; es irónico y preocupante que celebramos la partida más que la llegada. ¿Pura casualidad o una escondida y latente necrofilia?

    
El oscuro y macabro periplo del cadáver de Evita, el cercenamiento de las manos del cadáver de Perón, el secuestro del cadáver de Aramburu, la persecución tras el cadáver de Lavalle, el robo del corazón de Fray Mamerto Esquiú, todo hace presumir una fijación con la muerte que estimularía los delirios de cualquier psicoanalista.

    Y como si esto no bastase, ahora también traemos los muertos a la campaña electoral y las candidatas los hacen hablar como si fueran marionetas. Así fue como el 28 de Julio pasado, fecha en que se cumplían 53 años de la muerte de Eva Duarte de Perón, las dos ex primeras damas, en sendos actos, trajeron a colación la mítica figura de Evita con el propósito de llevar agua para su molino.
Como los muertos no hablan, no opinan, ni pueden actuar en política las dos señoras, cada una con su particular estilo, le prestaron sentimientos y voz. Sucedió entonces que lo que para una era una Evita escandalizada por los entuertos internos del partido gobernante, casi mesándose los cabellos ante el fuego graneado que vomitan las trincheras, para la otra candidata era una Evita revestida de una intrepidez sin límite que, como una blonda valkiria, se arrojaba con irrefrenable violencia contra los baluartes del Fondo Monetario Internacional. Notable contraste entre una Evita ama de casa escandalizada y otra Evita combatiente y belicosa.

    Allá por la década del setenta el eslogan era “Si Evita viviera sería montonera” a lo que los de la otra vereda contestaban, con total desprecio por la rima, “Si Evita viviera sería peronista”. Hoy se la resucita en los discurso para hacerla kichnerista, duhaldista, pique-tera, cartonera, derechista, izquierdista. Cada uno, con total desparpajo, le hace decir a la muerta lo que le conviene para capitalizar su figura. Un pésimo hábito necrofílico que quiere hacer hablar a los cadáveres.
El corazón de Eva Duarte dejó de latir hace cincuenta y tres años y nadie puede decir qué haría o diría en la presente coyuntura. Lo único cierto es que si viviera tendría 86 años y nadie sabe que cambios habría operado el tiempo. Y si tiene alguna duda piense en los últimos años del Dr. Arturo Frondizi.

    Este estilo de hacer hablar a los muertos, presente en la campaña electoral, es nada más que demagogia. Quieren capitalizar la idealización del pasado y la tendencia a mitificar que tienen las clases populares. Las remiten a una supuesta edad de oro del pasado pero no le proponen el camino para alcanzarla en el futuro.

    Para la salud del país es necesario que, en medio de su enconada lucha, los justicialistas entiendan que no se puede gobernar un país mirando hacia atrás o manipulando a los muertos. Porque el presente se pierde cuando cambiamos el uso natural de la historia, para aferramos regresivamente a ella inventando una novela de ciencia ficción y haciendo hablar a los muertos.
Hay que avisarle a las candidatas que el presente no puede parangonarse a ninguna instancia del pasado y el futuro queda adelante. Por lo tanto los candidatos tienen que mirar hacia el horizonte que viene y no al que quedó atrás.

    Los argentinos no debemos prestarnos al juego de quienes, a falta de ideas y proyectos, recurren a la necrofilia. Las elecciones no se tienen que ganar por la capacidad evocativa sino por las propuestas creativas. Las ideas de ayer son anacrónicas, porque el tablero nacional e internacional es diferente. Los hombres no estamos puestos en la inmovilidad de lo eterno, pertenecemos al tiempo que todo lo transforma.

    Necesitamos sólidas y claras plataformas electorales, desarrolladas con la capacidad intelectual de los que están vivos y necesitamos también terminar con la vieja e irrespetuosa costumbre de querer sacar en cada elección a los muertos de sus tumbas y manipularlos para que aporten votos.
Dejemos que los muertos descansen en paz esperando el juicio de Dios y de la historia y exijamos a los vivos que pongan la cuota de inteligencia y trabajo necesaria para sacar al país adelante.

    Salvador Dellutri

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com