San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 462 - Fecha: 5 de Oct, del 2004
Consumidores de violencia

Debemos analizar nuestros hábitos, costumbres y formas de proceder como individuos y como miembros de una sociedad.

     “La marcha silenciosa de los vecinos de Carmen de Patagones que salieron por las calles simplemente a expresar su dolor y la atención con la cual todos los argentinos estamos siguiendo los pormenores de lo sucedido en el Colegio Islas Malvinas, son algunas de las manifestaciones que demuestran que este caso verdaderamente nos conmovió hasta estremecernos. Sin embargo, lejos de paralizarnos esta tragedia debe movilizarnos a analizar nuestros hábitos, costumbres y formas de proceder como individuos y como miembros de una sociedad.

    Por estas horas, en varios medios se han reflejado diferentes voces que intentan explicar lo sucedido. Se hace referencia a la relación con su familia y con sus pares. Se dice que el adolescente se sentía discriminado por sus compañeros, que la relación con sus padres no era óptima, que se le exigía demasiado, que era extremadamente introvertido y que manifestaba la necesidad de ayuda psicológica. Sin embargo, poco se dice respecto de aquello que consumía como adolescente a través de la televisión, la música e Internet.

    Como hemos señalado en varias oportunidades, la explicación de esta tragedia es multicausal. Si bien existen varios factores que se vinculan entre sí y que logran establecer una tendencia, no podemos hablar de determinismos. Y dentro de esas múltiples causas debemos abocarnos a una que parece no concentrar la atención necesaria. Mediáticamente no se habla de esto: del consumo diario, prolongado y sistemático de violencia. Paradójicamente hasta los dibujos animados que más consumen nuestros chicos la incentivan. Entonces cabe preguntarse, si un producto diseñado y desarrollado para el consumo de los más chicos tiene estas características, ¿qué podemos esperar de aquel que se destina a los adolescentes?

    Simplemente se intensifica el nivel de violencia. Hoy, en una carta de lectores publicada en uno de los diarios más importantes de nuestro país, una madre -después de hacer referencia a los juegos sumamente agresivos que consumen los adolescentes en los ciber- se planteaba “¿Todavía nos preguntamos de dónde sale tanta violencia?”. Definitivamente la imagen reemplazó al concepto. La influencia de los medios audiovisuales que no permiten la libre imaginación -como sí lo permitía la lectura e incluso la radio- ha resultado nefasta. Nos hemos acostumbrado a ella. Nos hemos impermea-bilizado de manera tal que poco es lo que logra estremecernos. Por todo esto, no es de extrañar que un estudio realizado en Estados Unidos -como consecuencia de los repetidos casos de violencia escolar- estableciera que al momento de cumplir 6 años, un niño ya presenció 6.000 asesinatos. Alguno puede pensar que estos datos son aplicables en países desarrollados como Estados Unidos, Francia o Inglaterra. Sin embargo, la violencia no distingue fronteras. La ejecución del rehén en Irak la vieron jóvenes tailandeses, canadienses, africanos, yugoslavos, estadounidenses y argentinos. Lamentablemente la globalización también hace este tipo de aportes.

     Ante esta realidad innegable, muchos países han respondido a esta problemática implementando programas de prevención complejos y rigurosos. Se sabe, por ejemplo, que en Estados Unidos el 78% de las instituciones públicas cuenta con algún plan formal para prevenir o reducir la violencia escolar. En tanto en Europa, se han creado observatorios de violencia escolar con el fin de estudiar esta problemática. Lamentablemente en nuestra Argentina, no existe una política de Estado a nivel educativo para enfrentar estas cuestiones.

    Consideramos que, como se está haciendo en otros países, se debe analizar la influencia y la regulación de los medios audiovisuales. Sin censura pero involucrándonos con el contenido de las millones de imágenes que absorben nuestros niños. Debemos analizar, debatir y resolver qué tipo de sociedad queremos y cómo nos desempeñamos en la formación de nuestros hijos. Debemos decidirnos a comprometernos y a asumir la responsabilidad que tenemos como padres en nuestros hogares, como docentes en nuestras escuelas y como comunicadores, empresarios y funcionarios en los medios de comunicación. De nosotros depende”.

    Agencia NOVA

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com