San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 439 - Fecha: 29 de Ago, del 2004
El país de los olvidos tiene memoria blanda

Blumberg criticó ayer a los organismos de derechos humanos al decir que aca los derechos humanos son solamente para los delincuentes.

     El Centro de Estudios Legales y Sociales desmintió esa afirmación. El director del programa de violencia institucional y seguridad social, doctor Gustavo Palmieri, se reunió con el ingeniero Blumberg y le entregó una carta donde se expresaba la solidaridad y se ponía el Cels a su disposición. Después Blumberg no atendió los llamados telefónicos del CELS.

    Señoras perfumadas con Chanel, ataviadas con sus ropas sin zurcido, señores de uñas pulcras y prolijo pelo recortado, otros más sencillos de la clase media venida a menos, los unos y los otros formando el contingente de una sociedad desentendida de ...

    Blumberg tuvo su velada frente al Congreso, en una noche cálida, en un país poblado de olvidos. Acudieron a la cita hombres y mujeres de vestir prolijo y ropaje nuevo. Los unos y los otros de una parte de la sociedad desprendida del pueblo acosado por inseguridades tan letales como el repudiable secuestro de inocentes jóvenes o padres de familia.

    Con velas y coro produjeron una nueva trepada a la escalera de la antipolítica. Pidieron una ley sin contemplación que los ampare en sus privilegios de sobrevivientes de cada una de las catástrofes nacional.

    A doscientos metros del acto pibes cartoneros de escasos diez años revolvian sus manitos en las bolsas de basuras. Curioso contraste entre los fusilados por el modelo y los que ayudaron que tanta desigualdad fuera casi perpetua. Curiosa situación de esta clase de pensamiento sectario que voto la llegada del neoliberalismo con su pizza y shampagña y ahora pretende redimirse sobre los despojos sociales que ayudó a producir.

    La misma que aplaudió a la dictadura y dijo ante los secuestros y desaparecidos; “algo habrán hecho”, escondiendo la cabeza ante una terrible realidad en un país desvastado.
La misma que se entusiasmó con la timba financiera de Martínez de Hoz, con el uno a uno, con los viajes a Miami durante el menemato.

    La misma que se tapo oídos y los ojos cuando el juicio a las Juntas.
La misma que no frunció el ceño cuando asesinaron a Kostequi y Santillán.
La misma que vió por la tele el 19 y 20 del 2001.
La misma, una parte, que aplaudió a un mediocre cómico cuando se puso los guantes de la política para reclamar sus ahorros confiscados.

    La misma que voto a Menem para que vuelva y putea a Kirchner porque hizo el Museo de la memoria.

    La misma que sigue rezando para que no venga la izquierda atea.
La misma que si pudiera golpearía los cuarteles.

    La misma que reza y traga la hostia de espaldas al hambre de nuestros pibes y nuestros abuelos.
Esa que se mira de lejos porque se guarda en barrios cerrados con parapoliciales jubilados que custodian su entrada.

    La misma que pide nuevos reformatorios para los pibes ahora sospechados de la violencia que tiene solo como responsables a las bandas criadas a la sombra de la política antinacional y corrupta que ellos reforzaron con el voto neoliberal.

    La inseguridad que no les deja vivir en paz es la misma que ellos regaron voto a voto a Cavallo, a las privatizaciones, al desguace educativo, al recorte de la salud.
Media alta, media baja, boba y potencialmente facha.

    La misma que aplaude a la señora Legrand cuando le dice a Kirchner; “regresan esos zurdi-tos...” La misma de cada desen-cuentro, la misma de cada tragedia. La que sospecha y divide en santito muerto al hijo o al padre contra el diablo bien muerto si por su pobreza o ideología era sospechado de zurdo.

    Porque gracias a La Nación, gracias al Dios de Neón, gracias a la incapacidad de una izquierda que aún no muestra que existe, gracias a los Hadad, y a tanto desgraciado suelto, ellos pueden marchar, aunque ahora fueron cuatro veces menos, pero marchan con la tele y los diarios y los comentaristas. Mientras el gatillo fácil del Ceamce puso en coma a otro chico, de l6 años, que revolvía la basura para comer.

    La clase cultivada no puede leer esas noticias en La Nación. Eso no se edita.

    La tele que miran no relata la muerte de los pobres, a lo sumo, los pobres aparecen para ser esti-matizados, aparecen para ser idiotas marionetas como Peloso y Castels.

    Ellos ven su propio mundo. Ese que le construyeron cultural-mente esas burguesías decadentes y atrofiadas que después de la colonía británica se revolcaron carnalmente con sus nuevos protectores mientras nos dictaban la economía y la moral.

    Ayer pretendieron cambiar una estrofa del himno nacional, seguridad por libertad, coreaban.
Pero se trata de otra seguridad, esa que profesan los hijastros de un país postrado, sin ideas ni visión de la historia. La seguridad selecta de los sobrevivientes. No la seguridad de la justicia plebeya, esa que encarcele a los destructores de un pensamiento nacional y de mazas para que este país se funde sobre la justicia que merecen los pobres que son mayoría, para que en este país el sentido común se pare sobre los derechos repartidos. Quizás así podamos algún día asistir a marcha donde se mezclen los perfumes, predomine ese de los derechos colectivos por los egoísmos de los carceleros.

    [Gentileza para Aquí La Noticia del programa «Mate Amargo» (AM 1070 Radio El Mundo), de su Editorial del viernes 27 de agosto.]

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com