San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Viernes, 24 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 350 - Fecha: 14 de Abr, del 2004
Las velas y el circo

Diputados y Senadores se aprestaban a disfrutar de las mini vacaciones de Semana Santa, cuando alrededor de ciento cincuenta mil personas manifestando con velas en las manos, les arruinó el feriado largo.

     Detrás de las cortinas del Congreso atisbaban a la multitud, esa multitud de la que son teóricamente representantes. Pero nadie se atrevía a salir porque las consecuencias eran imprevisibles.

    El cuadro ilustra hasta donde los legisladores, aquellos que tienen que elaborar las leyes para que la sociedad viva en paz, están divorciados de la sociedad y de la realidad.

    Son autistas, viven blindados en una torre de cristal y a través de las translúcidas paredes miran lo que sucede. Están aislados del dolor y el sufrimiento de la gente. Pero, lo que es más grave, viven divorciados del sentido común.

    Las leyes deben elaborarse teniendo en cuenta el entorno. Se legisla para un determinado pueblo en un momento histórico. Si el legislador se divorcia de la realidad sus leyes no son eficaces. Volvamos a recordar la frase del General San Martín: Si los que llamamos legisladores en América hubieran tenido presente que a los pueblos no se les debe dar las mejores leyes pero sí las mejores que sean apropiadas a su carácter, la situación de nuestro país sería bien diferente.

    La ley tiene que ser contextualizada, por lo tanto tiene que surgir tanto del razonamiento como de la observación. Los pocos legisladores pensantes que tenemos elaboran sus proyectos partiendo de sus ideologías, pero sin hacer una correcta observación de la realidad.

    Alexis Carrel, el destacado premio Nobel de Medicina decía: Poca observación y mucho razonamiento lleva al error. Mucha observación y poco razonamiento lleva a la verdad. De hecho nuestra época es una época ideológica, en la que, en lugar de aprender de la realidad con todos sus datos, construyendo sobre ella, se intenta manipular la realidad ajustándola a la coherencia de un esquema prefabricado por la inteligencia. Comentando esta frase Luigi Giussani dice: La palabra “razonamiento” podría sustituirse con provecho por la expresión ‘dialéctica en función de una ideología’.

    Con el caso de Axel Blumberg la realidad se volcó a las calles. Un hombre que no conoce de leyes, pero con sentido común, dijo “Esto no va más”, y fue seguido por una multitud. Esto no es un dato menor, tiene que ser evaluado con atención.

    El Dr. Eugenio Zafaroni, según registró radio Mitre, menospreció a la multitud señalando que muchas veces se habían equivocado y puso el ejemplo del ascenso de Hitler con apoyo popular. Es lamentable que un miembro de la Suprema Corte tenga tan poco criterio para valorar y comparar realidades. Pero además es peligroso porque está desoyendo la voz del pueblo y proponiendo el despotismo ilustrado.

    Luego de la marcha los legisladores, como los niños encontrados en falta, se movían con sinceridad para ‘hacer buena letra’ delante del pueblo. ¿Qué podemos esperar de leyes que se sancionan bajo presión y a toda velocidad?

    Algunos criticaron a Blumberg aduciendo que su propuesta estaba cargada de autoritarismo. El atribulado padre no es un legislador y por lo tanto no se le puede pedir precisión en las demandas. Tiene el derecho a equivocarse y ha demostrado suficiente humildad y prudencia en su conducta.

    Pero los legisladores que tienen tan afinado criterio como para ver autoritarismo detrás de los pedidos de una multitud hastiada ¿qué hicieron en estos veinte años de democracia para solucionar el problema de la seguridad? ¿qué hicieron con los jueces que venden sentencias? ¿qué hicieron con los policías corruptos que liberan zonas en connivencia con los delincuentes? ¿qué hicieron mientras el país caía en este abismo de corrupción e inseguridad? No quiero dejar estas preguntas sin respuesta: Fueron cómplices de la corrupción, de la policía venal y de los delincuentes.

    Ahora, cuando la realidad los desborda, todos se rasgan las vestiduras. Si hubieran cumplido con su función legislativa a tiempo hoy no viviríamos esta realidad.

    El Congreso de la Nación tiene que ser un cuerpo legislativo honorable, digno, comprometido, serio e impecable. Es lamentable que los legisladores de hoy, por acción u omisión, lo hayan convertido en un circo de payasos caros.

    Salvador Dellutri

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com