San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 346 - Fecha: 7 de Abr, del 2004
La pasión de Axel

Más de dos mil años después, la historia universal de la infamia se repite una vez más. Esta vez en la Argentina. Aunque, como en aquel tiempo, su influencia será mucho más relevante en el futuro que en el presente mismo.

     Axel Blumberg sufrió en carne propia un calvario de ensañamiento y tortura similar al que le tocó padecer a Jesucristo.

    En un país donde la mayor parte de la juventud está confundida por influyentes ambiciones de diversos sectores, Axel realizó varios "milagros" antes de morir: finalizó el secundario, estaba a punto de concluir su carrera de ingeniería, ayudaba a su padre en el trabajo, no fumaba ni bebía.
Es decir, al igual que Jesús, luchaba contra la adversidad desde el silencio, predicando (sin querer hacerlo explícitamente) con ejemplos y sosteniendo su mejor arma, el amor a la vida.

    Quizás este paralelismo parezca descolgado de la realidad, ya que la rincipal diferencia está a la vista, Axel no era un Mesías.

    Sin embargo, al igual que Jesucristo, su muerte sirvió para movilizar mentes adormecidas por una pasividad plagada de intereses egoístas. Ahora, la unión de los argentinos parece posible, a partir de esta desgracia.

    Afortunadamente, el dinero, el poder, las influencias o cualquier otro concepto abstracto quedó de lado cuando las aberraciones a las que fue sometido Axel salieron a la luz. Lamentablemente, las verdaderas causas que llevaron a los delincuentes a ese nivel de crueldad tal vez nunca salgan de las confusas tinieblas político-judiciales.

    No obstante, y a modo de consuelo inocente, el robo de la vida de Axel sirve para intentar reveer la barbarie humana nuevamente. Después de todo, nunca es tarde para volver a intentarlo.

    Axel sufrió su pasión con miedo y dolor, pero dejó un mensaje para tener en cuenta: aún después de la muerte, se puede cambiar la realidad. Es decir, si la marcha realizada el jueves pasado da sus frutos y se cambian las leyes, será gracias a Axel.

    Por lo tanto, sería mucho más provechoso dejar de hablar de Mel Gibson y su interesado compromiso católico - hollywoodense para centrarse en el mensaje de Axel Blumberg y el verdadero legado de su pasión: un profundo sentido del cambio, igual que Jesucristo.

    Francisco Lahti

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com