San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 2282 - Fecha: 31 de May, del 2016
Sensación de seguridad

Muy atrás quedó aquella frase tan criticada por muchos sobre que «la inseguridad es una sensación». Claro, pronunciada por el ex jefe de gabinete Aníbal Fernández, resultaba uno de sus tantos comentarios disparatados que lo caracterizaron durante el kircherismo. La evidencia del incremento de la delincuencia y de episodios cada vez más violentos llevó a que el ex gobernador Daniel Scioli declarara la emergencia en seguridad, contradiciendo a su propio espacio político en la materia. Ese fue el comienzo porque allí se depositó la semilla de lo que hoy se conoce como Policía Local.

     Comunicada como pocas veces, se anunció con bombos y platillos el arribo de miles de agentes para custodiar a los municipios de la provincia de Buenos Aires con más de 70 mil habitantes. Fue uno de los caballitos de batalla del sciolismo en los comicios pero la saturación de fuerzas del orden no surtió el efecto deseado en el resultado final de octubre pasado.
Actualmente la Policía Local es un hecho, convive con nosotros en los centros comerciales o en las puertas de las escuelas y bancos. Y son fáciles de reconocer por su típico uniforme azul, además de no contar con presencia de la Policía Bonaerense haciendo «parada».
De un día para el otro se dejó de hablar de la «sensación de inseguridad» para modificar la frase. Ahora, los detractores de entonces sostienen que la presencia de más uniformados en la calle da al vecino una «sensación de seguridad».
¿Pero que tan seguros estamos? Era un error antes -como lo es ahora- considerar que más policías es la solución para resolver el problema delictivo en la vía pública. El hurto, el robo a mano armada, el crimen, los secuestros, las entraderas y salideras siguen estando presentes y nada ha cambiado desde su raíz. El temor y los recaudos para transitar por la calle están tan vigentes como antes.
La seguridad es un concepto demasiado amplio para abarcarlo con miles de policías. Es algo que se va construyendo con el tiempo, no hay soluciones mágicas. La seguridad empieza por crecer en un ambiente apto para la vida, con educación de calidad en todos los niveles, con sistemas de atención sanitaria eficientes y que alcancen a toda la población, con trabajo digno, con respeto a los derechos humanos básicos y universales, con la familia firmemente constituida, con promoción de deportes, actividades sociales y culturales, con la enseñanza de buenos modales y tolerancia hacia el otro, hacia el diferente, solo por nombrar algunas cuestiones.
Mientras todo lo dicho anteriormente no se garantice, no solo será una utopía – sino una canallada - afirmar que la seguridad (o la «sensación») se consigue con la presencia de uniformados.
Pero otro elemento que no podemos dejar afuera es el referido a la Justicia. Dicen que «la Justicia es lenta pero siempre llega». Ese es un problema porque no puede ser que haya causas que tardan años para tener un veredicto y sentencia firme. Incluso otras quedan revocadas. Pero peor es cuando la Justicia, además de lenta, es injusta, estúpida, vacía y con falta de sentido común. Porque ahí es cuando los que se ajustan «a derecho» dejan en libertad a violadores que reinciden, a funcionarios que no investigan por compromiso político - y otros que sí investigan por revanchismo. También tienen beneficios aquellos denunciados de acoso por mujeres que, a la postre, terminan heridas, violadas o muertas; o los muchachos del tablón que con total impunidad hacen de las suyas en un entretejido mafioso con los dirigentes, la policía y la política.
La seguridad nunca se va a dar en toda su expresión porque no es propio del capitalismo que se caracteriza por la división de clases y en ella la lucha para acceder a otro status social o de sobrevivir en el de origen. Tampoco hay que descontar que la inseguridad es un negocio. ¿Acaso sin Kaos existiría Control? (NdR: En referencia a la serie El súper agente 86")
A lo sumo se puede aspirar a estar un poco más seguros, pero eso se va a dar cuando se trabaje sobre el tema en un espectro global y no en la nimiedad de una fuerza de seguridad. Mientras tanto no se puede hablar de «sensación de seguridad» como tampoco antes se podía hablar de «sensación de inseguridad».

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com