San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 329 - Fecha: 14 de Mar, del 2004
Aznar mintio sobre los autores

El gobierno de derecha acusó al nacionalismo vasco de ETA de ser el autor de la masacre, para aparecer como la víctima política y facturar el apoyo de la ciudadanía en las elecciones del domingo.

     José María Aznar mintió sobre la fuente de las bombas y ocultó información, ya que desde la mañana fatídica sabía del hallazgo de una camioneta con detonadores y versículos del Corán. La pista fundamentalista se afirmó con el comunicado de
una rama de Al Qaeda a un diario londinense adjudicándose el horror. Aznar siguió empacado en su versión anti ETA porque la otra interpretación cuestiona su política proestadounidense en Irak.
El horror

    Casi 200 muertos con mil quinientas personas heridas es el saldo provisional del ataque terrorista que el 11 de marzo sacudió Madrid a primera hora de la mañana. Trece bombas estallaron en tres trenes, en las estaciones de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo, de la parte sur de la red ferroviaria, cuando muchos miles de trabajadores y estudiantes utilizan esos servicios de transporte.

    La zona elegida como blanco de las bombas es netamente popular, nada que ver con el World Trade Center de Nueva York. Como detallaron comunicados de organizaciones de izquierda del estado español, El Pozo del Tío Raimundo una de las estaciones atacadas "tiene una larga tradición de lucha y de clase muy arraigada; en las últimas elecciones autonómicas la izquierda alcanzó aquí el 80 por ciento de los votos".

    El horario seleccionado para los estallidos no dejó dudas de que se quiso provocar el mayor número posible de víctimas. Fue antes de las 8 horas, cuando la muchedumbre viaja desde Alcalá de Henares hacia Atocha, en el corazón madrileño. Quizás los cerebros del atentado se sientan frustrados por haber provocado "sólo" 200 muertos. Es que probablemente querían que las mochilas cargadas de dinamita reventaran cuando la formación estuviera ya dentro de Atocha, donde la masacre hubiera sido mayor, con derrumbes y un rango neoyorquino de muertos.

    Para José María Aznar no había ninguna duda de que la autora de los bombazos era ETA (Tierra Vasca y Libertad). Aunque se cuidó de nombrarla, sus discursos al país y comparendos ante la prensa no dejaron dudas de su acusación a "la banda terrorista". Su ministro del Interior Angel Acebes fue más lejos: acusó de "miserables" y de "intoxicar" a la opinión pública a quienes ponían en duda la acusación contra ETA y abrían la hipótesis de que podía tratarse de Al Qaeda.

    Razones electorales

    Tres dirigentes de la izquierda vasca el ex portavoz de Herri Batasuna Arnaldo Otegi, Joseba Permach y Pernando Barrena entregaron el mismo 11M una declaración de prensa en San Sebastián. Allí señalaron que el nacionalismo abertzale "no contempla la más mínima posibilidad de que ETA haya sido la autora de los atentados". Su comunicado expresaba su "plena solidaridad con el pueblo madrileño y el conjunto de las víctimas" y rechazaba "una acción indiscriminada contra la población".

    Semejante deslinde por parte de sectores políticos que el gobierno español acusa de operar como "organismos de superficie" guerrilleros, debió ser tenido en cuenta. Ayer la ETA llamó al diario vasco Gara y expresó oficialmente que no tuvo nada que ver con lo sucedido.

    Sin embargo, tanto el oficialista Partido Popular como las agrupaciones formalmente opositoras el PSOE e Izquierda Unida y sus organizaciones gremiales, UGT y Comisiones Obreras, "compraron" el discurso aznarista contra los vascos. La prensa de Madrid y buena parte del mundo repitió las mentiras gubernamentales como verdades reveladas. El País puso en tapa: "Matanza de ETA en Madrid". Sus colegas de El Mundo no se quedaron atrás: "Masacre etarra en Madrid". Cabe acotar que en enero Néstor Kirchner le había pedido al dueño del grupo Prisa (El País) que editara un diario en Argentina.

    Tuvieron que transcurrir más de doce horas desde que las bombas sembraron la muerte en los vagones, para que el Palacio de la Moncloa dejara saber del hallazgo de una camioneta robada en Alcalá. En su interior había siete detonadores y una cinta con versículos del Corán en árabe.

    Eso abría la "pista árabe". Esta hipótesis se reforzó con la llegada de una carta, vía correo electrónico, al diario árabe Al Quds al Arabi, de Londres. Allí la "Brigada de Abu Hafs Al Masri", de la red terrorista de Osama Bin Laden, se adjudicaba lo sucedido en medio de críticas al estado español por su papel de "cruzado" en Irak.

    El jefe de gobierno y su ministro de Interior, a pesar de esas novedades, siguieron aferrados a la hipótesis acusatoria del nacionalismo vasco. Bajo el peso de los hechos admitían que no desechaban ninguna teoría, pero mantuvieron a ETA como principal sospechosa.

    Esa cerrazón política es fácil de comprender. Si fueron los vascos, el PP vería ratificada ante el electorado su línea de "mano dura" y quedaría en condiciones de pedir este domingo más votos para su candidato Mariano Rajoy y el accionar de los cuerpos de seguridad (ver aparte). Si fue Al Qaeda, en cambio, buena parte de los españoles podrían cuestionar la política exterior de los dos mandatos de Aznar, que los involucró en Irak a la zaga de George Bush.

    Todos los dolores

    Al momento de escribir estas líneas, los muertos confirmados en Madrid eran 199. Como decenas de heridos estaban muy graves se puede deducir que la cifra final de víctimas andará cerca de los 250.

    Semejante saldo debe llevar a una condena sin medias tintas contra los autores y responsables del terrorismo del 11 de marzo. El jefe de gobierno dijo estar condolido por esas familias destrozadas y recibió los saludos de presidentes de muchos países del mundo.

    La abrumadora mayoría de las víctimas era gente de trabajo, muchos de ellos inmigrantes, que tienen trabajos mal calificados, son empleadas domésticas, etc. ¿Acaso el Partido Popular se ocupó de ellos en estos años? ¿No fue el actual gobierno el que persiguió a los llamados "sin papeles" o "indocumentados" con penas de cárcel y deportación, entre ellos muchos argentinos?

    Como ocurrió también en Nueva York en setiembre de 2001, muchos allegados a extranjeros sintieron miedo de averiguar por sus seres queridos, temiendo ser identificados y expulsados desde Barajas. Confirmando en cierto modo la existencia de ese temor generado por el gabinete que preside, Aznar declaró que los familiares de víctimas van a ser beneficiados con los papeles de legalización. ¿Tuvo que mediar semejante drama humano para que, con vista a las elecciones, ahora resultara rentable dar la radicación a los extranjeros? ¿Y los que no fueron perforados por la explosión dinamitera, quedarán afuera del beneficio?

    Ayer marcharon cerca de siete millones de ciudadanos en Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla y otras ciudades. Para esa masa dolorida y shockeada no fue obstáculo el que el gobierno pusiera como uno de los tres lemas de convocatoria la defensa de la constitución monárquica. La necesidad de expresar solidaridad con las víctimas pudo más que la repulsa a esos cálculos mezquinos de Aznar y su delfín Rajoy.

    Pero el dolor ante las imágenes de las inmediaciones de Atocha no puede velar el dolor de las multitudes iraquíes que vieron bombardeado, invadido y ocupado su país. Junto con el primer ministro británico Anthony Blair, Aznar fue el soldado más fiel que tuvo esa obra de depredación.

    Una nota editorial de La Jornada de México recordaba ese rol de las autoridades españolas y, sin justificar en lo más mínimo las bombas de anteayer, sostenía: "los ciudadanos de España, como el conjunto de las personas de buena voluntad en el mundo, sabían que, tarde o temprano, el descuartizamiento de seres humanos en las calles de Bagdad, Basora, Mosul y Tikrit por bombas y misiles inteligentes habría de provocar el descuartizamiento de seres humanos en las calles de Madrid, Londres o Washington".

    (Argenpress)

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com