San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Viernes, 24 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 2267 - Fecha: 13 de Jul, del 2015
El Che Papa!

La llegada del cardenal Bergoglio al centro de la escena del mundo católico luego de ser electo como Papa, marcó un antes y un después en la sede del Vaticano y a nivel global. Después de siglos, por primera vez la curia elegía a un hombre de América del Sur y ello generó toda una revolución.

     Lejos de que los fieles pretendan que Francisco de alcance a los pasos de Juan Pablo II, el Papa más popular que tuvo el siglo XX, sí ha superado y con creces a un conservador como el renunciante Benedicto XVI. Y ello lo logró por la actitud revolucionaria que dentro del Vaticano se ha tomado.
Este nuevo paradigma que ha encarado el catolicismo era de esperarse.

    Luego de siglos siendo la Iglesia un lugar de producción de sentido y de toma de posición ante determinados temas sociales de trascendencia, con un tinte ultra conservador de la familia y los valores patriarcales, se vio obligada a generar cambios para aggiornarse a los tiempos que corren.

Esa institución, fuerte e impenetrable que era en otras épocas, comenzó a perder fieles a medida que iba perdiendo credibilidad y muchos de sus miembros eran encontrados en situaciones escandalosas, como son los casos de curas pedófilos que tuvieron trascendencia a nivel mundial.
Ante este panorama, comenzaron a resurgir con más fuerza los templos evangélicos como una especie de respuesta que muchos no encontraban en la Iglesia católica. Además, los pastores ganaron espacios en la trasnoche de los medios de comunicación marcando presencia.

    La sede del Vaticano tomó nota de la realidad y supo que algo debía hacer para, primero, frenar la sangría que estaban sufriendo y, luego, tratar de recuperar fieles. No por nada el Papa Francisco, cuando estuvo de gira por Brasil, pidió que hagan lío, como una forma de hacer escuchar la palabra de Dios fuera de las iglesias. Fue el primer gesto de lo que se venía.

    ¿Y qué mejor que un Papa «peronista» y «progresista» para hacer la revolución que necesita la Iglesia? Francisco así se ha definido, con una afinidad hacia el peronismo, los humildes y la doctrina de la Justicia Social. Además, se lo ve muy consustanciado con los gobiernos progresistas de América Latina y la distancia con los factores económicos que ejercen presión sobre los pueblos que no pueden hacer frente a sus deudas.
Entre los cambios que impulsó Francisco también se cuenta su pensamiento sobre los divorciados. En una alusión transparente de cara al Sínodo Mundial de Obispos dedicado a la familia, que buscó resolver el conflicto interno planteado por la prohibición a recibir los sacramentos que castiga a los divorciados vueltos a casar, el Papa dijo en la misa que puso fin al Consistorio que »la Iglesia no condena eternamente a nadie».

    Contra la pedofilia, aprobó la creación de un tribunal que juzga casos de obispos acusados de encubrir a curas que abusaron sexualmente de menores de edad. Y, en un caso histórico, mandó a juicio por pedofilia al ex nuncio Josef Wesolowski. Asimismo, el Santo Padre aceptó la renuncia de dos obispos estadounidenses por encubrir abusos.

    También tuvo palabras por el cuidado del medio ambiente, diciendo que se necesita una «revolución cultural» para salvar el planeta ya que «el estilo de vida actual» es «insostenible» debido al «mecanismo consumista compulsivo» que contribuye a la destrucción del planeta.

    En su última gira por Ecuador Francisco pidió disculpas a las etnias que fueron saqueadas y muertas en la época colonial. Y señaló que en el evangelio están las claves para afrontar los desafíos actuales «valorando las diferencias, fomentando el diálogo y la participación sin exclusiones, para que los logros en progreso y desarrollo que se están consiguiendo garanticen un futuro mejor para todos».

    Por otra parte, el máximo acto expresado en una foto cargada de simbolismo fue el que realizó en un tramo de su visita a Tierra Santa, donde el Papa unió a un rabino y a un líder religioso musulmán luego de rezar ante el Muro de los Lamentos.
Y una de las frases que más resonó de boca del Santo Padre fue: «Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?».

    Finalmente, donde se mantuvo más conservador fue con respecto a temas como el aborto, la eutanasia y la fecundación in vitro. Calificó como «falsa compasión» la justificación que se puede utilizar para realizar estos procedimientos, durante un discurso a los profesionales de la Asociación de Médicos Católicos italianos que se reunieron en el Vaticano.
Las pruebas están expuestas, sin embargo hay una parte importante de la sociedad que todavía mira con cierto recelo ese avance progresista que encarna Francisco, y que deja en el manual del buen samaritano conceptos que rigieron la Iglesia Católica durante siglos.

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com