San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 2264 - Fecha: 15 de Jun, del 2015
El atroz encanto de ser periodistas

Es una de los oficios más nobles a los que se puede aspirar si se toma con seriedad en busca de la verdad y tratando de ser lo más objetivo posible. Históricos del periodismo han destacado esta actividad y durante muchas décadas la prensa escrita ha sido la vocera de los acontecimientos más importantes con la velocidad de otras épocas, en esas donde no existían las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

     Hoy día el debate sobre el rol del periodismo y de los medios de comunicación ha echado un manto de duda sobre el oficio, desde las corporaciones mediáticas con intereses económicos externos y que deciden a qué candidato apoyar, hasta la nueva figura del periodista militante y operador incapaz de ser autocrítico con la idea política que defiende.
Pero no hay que renegar de esta coyuntura y hay que entender el momento para comprendernos como periodistas. El periodismo no escapa a la crisis de las instituciones de la sociedad y por lo tanto hay que aprender a sacarse de encima esa «inmunidad» que lo creía al trabajador de prensa intocable.
Lamentablemente la lógica capitalista, que todo lo que toca lo convierte en mercancía y trata de sacarle la mayor ganancia posible, es una realidad que atraviesa todo el arco social. Si la educación fue mercantilizada, cómo no iban a serlo las empresas de comunicación. Si los gobiernos, por temor a las tapas en contra, otorgan la posibilidad de que las multinacionales se adjudiquen diarios, canales de televisión y radios, qué se pretendía, qué no sucediera aquello de lo que hoy nos quejamos. Crean un monstruo de varias cabezas y después le exigen que diga para quien trabaja, en nombre de quién hablan cuando ellos lo saben muy bien porque fueron parte de ese libertinaje de firmas que después terminan teniendo la misma dirección que los buitres de la economía especuladora.
Esto, sin embargo, no modifica la labor del periodista que la yuga a diario, teniendo que ir a hacer guardias periodísticas, soportando todo tipo de contratiempo y chequeando toda la información para poder ofrecer al lector, oyente o televidente la noticia concreta. Esos son los verdaderos profesionales que hacen de este trabajo un culto bien definido. Por eso no es justo que una -o varias- manzanas pudran el cajón. Si el paradigma de lo malo –según la óptica- es Jorge Lanata, Nelson Castro o Víctor Hugo Morales, entonces la estamos pifiando porque existen miles de periodistas que trabajan casi en anonimato cumpliendo con profesionalismo su tarea.
¿Y que de los medios de comunicación locales? Son esos medios que con escasos recursos dan a conocer la realidad de los distritos que los grandes medios nacionales no hacen porque están metidos en temas de otra índole.
Pero para el pequeño medio local, la lógica es diferente a las que tienen Clarín o La Nación. Los chicos no tienen el poder para contrarrestar la fuerza de los Estados y deben moverse en una dinámica que no depende de ellos. Solo la intachable trayectoria puede otorgar al medio cierto lugar de privilegio, por el reconocimiento de sus pares, la política y las instituciones. No obstante, la desigualdad con los nacionales no solo se da en lo económico sino también en la cantidad y calidad de puertas que se pueden abrir. Y a veces se pierde de vista la importancia que tienen los medios locales alternativos a los monopolios de la información.
En cuanto a los periodistas locales la mayoría se encuentra entre la disyuntiva de especializarse para volverse más profesionales y la incapacidad de poder hacerlo por las circunstancias de su mercado pequeño y digitado. Tal vez algún día se ponga sobre la lupa también la necesidad de generar un cambio que permita dar un salto cualitativo y cuantitativo.
Todas estas vicisitudes, ya sea en la prensa local o en «las grandes ligas» de la información y la comunicación, no nos pueden hacer pasar por alto que la tarea que realizamos la tenemos que afrontar con responsabilidad, solo así podremos ganarnos el respeto de la comunidad que consume noticias. Porque a pesar de todos los errores que podemos cometer, el atroz encanto de ser periodistas no nos los va a quitar nadie.

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com