San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1959 - Fecha: 25 de Mar, del 2011
Muchos admiramos la cultura japonesa

Aquellos que intenten refutar que es el país más avanzado del mundo deberán esmerarse para sostenerlo. Aquí, del otro lado del mundo, no sufrimos huracanes, ni terremotos devastadores y mucho menos tsunamis.

     Pero como de humanos también se trata hay que decir que los japoneses no previeron que una catástrofe de tal magnitud -que en realidad estaban esperando- afectaría a sus centrales atómicas poniendo en riesgo la vida en la isla. No lo tuvieron en cuenta o jamás creyeron que el desastre natural pueda irse de las manos.

    Por su idiosincrasia el pueblo japonés seguramente aprenderá la lección, el tema pasará –por algo tan de occidente tal vez- si el Gobierno está a la altura de las circunstancias y logra vencer las presiones que por el abastecimiento de energía existe en todo el mundo.

    Los entendidos dicen que no hay nada –aún- que pueda competir con la generación de energía atómica. En cuanto a costos y contaminación este tipo de producción de energía no tiene competencia. Su lado flaco es la seguridad para nosotros: un error o una catástrofe se lleva cientos de miles de vidas y consecuencias en otro tanto que logre sobrevivirla, además de dejar inútil el lugar donde se produzca el accidente.
La energía nuclear siempre es una imprevisible bomba de relojería y los hechos, aunque esporádicos si se quiere (Chernóbil antes, Japón ahora), dejan consecuencias devastadoras.

    Se encendió la alarma en todo el mundo.

    Pero entendamos algo, es tanta la presión económica que la energía nuclear conlleva que será prácticamente imposible siquiera pensar en cambiar la producción energética en el corto plazo. Quince de los veintisiete países de la Unión Europea tienen centrales atómicas. Brasil y Argentina encabezan el rubro en Sudamérica, en nuestro caso con dos centrales en funcionamiento (Atucha I y Embalse) y la tercera terminándose (Atucha II).

    Hay excepciones, como por ejemplo Austria (pequeño país en el centro de Europa) que considera a la energía nuclear tan peligrosa que la señalan en su constitución dejando en claro que son un país no nuclearizable. El costo de la energía que consumen es mucho más elevado, pero evidentemente ellos eligieron otra cosa. Aquí más cerca, Chile está evaluando la posibilidad de construir sus propias centrales, decisión demorada por la peligrosidad que –evidentemente- conllevan los sismos.

    Pero, a pesar del peligro evidente, casi nadie plantea seriamente el cambio de modelo energético, siendo éste tal vez un buen momento para empezar a cambiar fuentes de energía. No puede ser un cambio de la noche a la mañana. Se necesitará tiempo y un elemento fundamental: educación.

    Fueron los japoneses los que nos dieron una lección tras el terremoto y el tsunami. Ellos estaban educados para reaccionar ante una catástrofe así, sabían cómo actuar, previeron lugares de refugio con elementos de supervivencia. Fue un trabajo de muchos años, educando a las nuevas generaciones en que eso podría pasar en cualquier momento y en qué debían hacer llegado el caso.

    Esto nos da la pauta de que siendo hombres podemos equivocarnos, pero también podemos elegir caminos alternativos y estar preparados para lo que puede venir. Y eso puede trasvasarse a la vida cotidiana, a nuestro día a día.

    Cabe preguntarnos, desde nuestro lugar y en medio de transformaciones en cuanto a obras de gran envergadura en la región, si tenemos en cuenta -no vamos a decir catástrofes naturales-pero sí el crecimiento demográfico, por ejemplo.

    La sociedad japonesa está organizada desde mucho tiempo antes que nosotros y no estará mal observarlos y copiar lo que esté bien. Nuestra región está sufriendo cambios importantes en su infraestructura, con retraso es verdad, pero cambios al fin. Las obras de cloacas y agua corriente traerán, seguramente, un aumento al "boom" inmobiliario que ya se vive.

    Es una buena oportunidad de demostrar que podemos crecer siendo cautos, responsables y previsores, aprendiendo la lección que llegó del otro lado del mundo. ©ALN

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com