San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Martes, 21 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1699 - Fecha: 13 de Abr, del 2010
"Scioli es el de mejor imagen”

El analista político Rosendo Fraga analiza la figura del Gobernador, su trayectoria y sus posibilidades de cara a 2011. Su perfil no confrontativo –dice- es su mayor capital político.

     El peronismo es pragmático, flexible y fluctuante. Cuatro de cada cinco funcionarios de Kirchner estuvieron en el poder con Menem, ya sea a nivel nacional, provincial o municipal.

    Quizás Daniel Scioli sea un ejemplo de ello. Supo iniciarse en política con Menem como legislador nacional hace 13 años; fue reelecto diputado nacional en alianza con Cavallo cuatro años después, Secretario de Turismo en la breve Presidencia de Rodríguez Saa, siguió en el cargo con Duhalde, quien lo hizo Vicepresidente y en 2007 fue el candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por Kirchner.

    Ha tenido esta trayectoria sin criticar nunca a ninguno de los Presidentes con los cuales estuvo: Menem, Rodríguez Saa y Duhalde.

    En el espectro oficialista es la figura con mejor imagen, superando incluso al matrimonio Kirchner y teniendo además niveles de conocimiento público muy superiores a cualquiera de los demás gobernadores oficialistas, como Alperovich, Capitanich o Gioja.

    Es que es la figura del kirchnerismo que más se parece al giro que ha tomado la sociedad, que puede ser definido como el giro al centro o la moderación. Es así como Cobos en el universo radical y Reutemann en el peronista, son quienes muestran la mejor imagen y en realidad ambos significan lo mismo: el anti-Kirchner como personalidad política. Resulta lógico que tras siete años de un liderazgo hiper-personalista y confrontativo, la sociedad busque algo diferente y Scioli es el oficialista que más encaja con esta orientación.

    Pero más allá de la flexibilidad política que Scioli ha sabido desarrollar, es claro que por ideología, personalidad y trayectoria el actual gobernador bonaerense coincide más con alguien como Francisco de Narváez que con Néstor Kirchner.
Puede hoy no estar definido si el hermano de Scioli, junto al ganador de las legislativas de 2009 en el distrito mas importante del país, lo ha dejado en términos políticos para cambiar de bando en la puja interna del peronismo entre kirchneristas y anti-kirchneristas, o si es una hábil jugada del gobernador, que anticipa que puede cambiar de alineamiento.
Es que será la situación lo que definirá de qué se trata finalmente.

    Si el kirchnerismo se constituye como opción ganadora para 2011 -lo que hoy es improbable-, el hermano de Scioli seguramente habrá adoptada una acritud personal. Pero en caso de declinar el oficialismo, de hecho será un puente con el futuro, en caso que éste finalmente sea representado por Narváez.

    Todo esto puede ser espontáneo y no planificado, sino la consecuencia del instinto del peronismo. Siete años atrás, en marzo de 2003, hubiera sido impensable que José Pampuro dejara a Duhalde para ser alguien de extrema confianza de Kirchner, quien le confía la línea sucesoria al elegirlo como Presidente Provisional del Senado. Tres meses atrás era impensable que públicamente se alejara de él, proponiendo el diálogo y diciendo que lleva tiempo sin hablarse con el ex Presidente. Tampoco dos años atrás era probable que Felipe Solá pasara a ser figura central del peronismo anti-kirchnerista.

    Desde esta perspectiva, la aparente divergencia de los hermanos Scioli puede ser más una típica actitud de la cultura peronista, antes que un conflicto político entre ellos, aunque las diferencias existan.

    Pero al día de hoy, Daniel Scioli parece mantener su apuesta principal con Kirchner, con quien ha vuelto a atar su futuro político al decir, desde Río de Janeiro, que el matrimonio presidencial sabe que él va al frente.

    El actual gobernador de Buenos Aires tuvo un primer periodo entre 2003 y fines de 2005, durante el cual enfrentó a los Kirchner. Era el momento en el cual Duhalde parecía tener capacidad de disputar al entonces Presidente el liderazgo del peronismo. Al definirse este enfrentamiento a favor del último, Scioli comenzó a abandonar gradualmente sus posturas diferenciadas con la Presidencia y desde el segundo trimestre de 2006, pasó a alinearse definidamente con el oficialismo.
Desde al perspectiva de Kirchner, es probable que opte por no ser candidato si piensa que no ganará. La reciente experiencia de ser derrotado por Francisco de Narváez en la provincia de Buenos Aires ha sido elocuente.

    Con Scioli candidato presidencial, es probable que el oficialismo haga mejor elección que con alguno de los integrantes del matrimonio presidencial. No es lo mismo el repliegue político del poder con un 25% que con un 35% de los votos.

    Pero en política nunca se sabe y no puede descartarse que un candidato como Scioli pudiera ganar, sobre todo si llega a la segunda vuelta contra alguien del radicalismo.

    En este caso, la experiencia mencionada muestra que Scioli en la Presidencia no afectaría a Kirchner, como se ha cuidado de no afectar a los tres presidentes justicialistas con los cuales ha estado en el poder.

    Es por ello que una candidatura presidencial del actual gobernador de Buenos Aires por el oficialismo es algo que no puede descartarse. (Portal Nueva Mayoría)

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com