San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 212 - Fecha: 29 de Jun, del 2003
Salud, Dinero y Amor.....

     ente. . .¿no lo recuerdan?. . .todos aquellos que pasamos los . . .enta, seguro que sí, y precisamente esa generación de los cuarenta para arriba es la responsable de una enorme cantidad de cosas que no son ejemplificadoras para las generaciones de los setenta y de los ochenta ¡ni hablemos de los noventa!. . .

    Hubiere querido comenzar esta nota como los cuentos de Dickens, esos que nos leyó la abuela o la tía o nuestras madres; . . .había una vez una mujer que tenía Fé, así grandota, pero no puedo comenzar mi charla con ustedes de esa forma porque la mujer de este caso, soy yó.
Siempre que se brinda por algo o por alguien, terminamos diciendo lo mismo, lo que no queremos que nos falte, salud, dinero y amor. Veamos: el dinero es necesario porque la humanidad ya no cambia cueros por sal y harina, el amor. . . es relativo, está el amor de la madre a sus hijos, el amor a una causa, a una profesión y sobre todo el amor a Dios, del otro amor, de ese que sollozan los boleros, los tangos y los poetas prefiero no hablar, por lo tanto nos queda el primer punto, LA SALUD ¡ay! cuidenla como a una rara especie, como a un ave exótica, la salud no se compra con nada y ¡pobre de nosotros si algo no funciona en nuestro organismo.

    Alguien muy cercano a mí tuvo la idea de solucionar su problema de salud en el Hospital Ramon Carrillo de nuestro tan defendido partido de Malvinas Agentinas. No voy a entrar en detalle que a nadie mas que al damnificado concierne pero sí puedo contarles lo que ví y viví. En todas las situaciones siempre hay dos responsables, pero el mas responsable es el que sabe más, suyo es el deber de escuchar, explicar, buscar formas y soluciones, porque cuando un ciudadano concurre a un centro asistencial que se mantiene con fondos públicos, indudablemente es porque no vá a descansar a un spa, ni en busca de que le embellezcan la nariz, una persona concurre porque algo le duele, le preocupa y sin duda porque algún profesional le sugirió que se hiciere tal o cual cosa y ¡Ahí encontré la pa-la-bri-ta! COSA, así nos sentimos , tratados como cosas, pero queridos lectores a pesar del mal momento vivido en carne propia, me dolió mucho más lo que ví y oí- Una madre clamaba por una placa para el pié de su niña apretado por una moto, la respuesta era monocorde y repetida ¡no hay traumatólogo!. . .la señora insistía; pero al menos una plaquita y voy ganando tiempo; la respuesta seguía ¡no hay traumatólogo!, al fin, requerida por mi propia problemática no supe el final de esa situación. En cierto momento llega un señor en bicicleta trayendo en el asiento trasero de fabricación casera a una joven indudablemente con trastornos neurológicos, la sentó como pudo en una silla y él se dedicó a suplicar en ventanilla lo que precisaba, mientras la muchacha con la mirada vaga y perdida casi en la sinrazon se iba deslizando de la silla al suelo, corrí tirando mi bolso y lo que fuera y la sostuve, sostuve su cabecita despeinada, sus manos y piernas con tremendos problemas de motricidad, le hablé con mucha ternura y jamás olvidaré esa mirada de animalito asustado que apenas se anima a aceptar una caricia.

    No podría narrar todos los casos; gente diciendo ¨mi abuela falleció la otra semana porque necesitaba un remedio que salía setenta pesos y nosotros no teníamos ni para viajar. . . como ese , tantos casos, me puse a pensar en todas las personas del Plan Trabajar, quizás haya gente con buen corazón que cubra las entradas para ayudar a esa gente que llega con un viejito que no puede caminar y la familia lo entra arrastrando los pies. . . y aquí vá un pedido a todos nuestros lectores, el que tenga una silla de rueda y no la necesita o tiene algo roto, dónela al Hospital a su hospital , seguro que algun vecino habilidoso y con buena voluntad arreglará esa silla, algun herrero ingenioso quizás también pueda ponerle rueditas a una silla comun, sería una forma de no ver llevados a rastras a nuestros viejitos.

    Gente, no esperemos todo de la secretaría de Salud del Municipio, ayudemosnó entre nosotros vecinos ciudadanos, quizás se mejore un poquito tanta trizteza, tanto abandono.

    De lo otro, de la parte profesional, no conozco a los médicos. De la parte de hemoterapia, nada puedo decir son voluntariosos y con humana disposición: diez puntos para ellos, la gente de maestranza, lease mucamas etc. cumpliendo lo suyo y agradecidas de que haya gente que como en mi caso, hasta llevó sábanas para evitarles aunque sea un poquito de trastornos, ya que indudablemente hay muchas carencias. Pero lo que sí diré es que algo grande falla en el Hospital Carrillo, en primer lugar la gente se marea con el tema de aquí al Polo y del Polo aquí, la computadora no es la solución para muchos, hay gente que no sabe leer menos van a saber manejarse con una máquina, está fantástico que la hayan puesto, la nuevas generaciones de ¡ diez ¡ . . .pero los que más se enferman son los mayores y no siempre van acompañados por personas con un mínimo de capacidad.

    Siento una especie de triste ternura como mujer, madre y ciudadana por nuestro Intendente y sus mas cercanos colaboradores, me consta que se esforzó mucho por el tema Salud de su partido, ha realizado una magnífica obra como el centro Polo de Ruta 8, pero si no lo ayudamos, si no lo ayudan los responsables de los centros sanitarios municipales, ni Sanson tendría fuerzas para sacar adelante estos emprendimientos. En todas las instituciones hay gente buena y de la otra, buenos y malos pintores, buenos y malos maestros y la cuenta sería sin fin, la corto aquí: hay buenos y malos médicos, quizas sean buenos profesionales, pero no son buenas personas, olvidaron que el juramento Hipocratico abarca sobre todo el amor al paciente o al menos la la paciencia – Con medicos que explican a medias las cosas a una sociedad confundida por una economía que les voló hasta la dignidad, estos profesionales petulantes que se permiten levantar la voz al paciente o a su familia sn siquiera decir:. . .disculpe yo soy el Dr. Merengue y ésta la Dra Castañuela, así las cosas nada va a funcionar, se han mal acostumbrado a tratar a la gente sin recursos como a cobayos de experimento. . .!ojo!. . .no digo que todos seran iguales ¡gracias a Dios!. . . pero quedan demasiados todavía y su sola presencia borra todo lo bueno que pueda realizar nuestro gobierno. Así doctores, como saben diferenciar una apéndice de un cerebro, cultiven el suyo propio y no se deshumanicen para no faltar a sus sagrados votos de preservar la vida sea como sea. Finalizando pido disculpas al lector por agregar versos de mi propia autoría:

     .....Si es que tengo que irme
quiero que sea de día,
con toda la alegría
de un domingo de sol,
sin penas, sin tristezas,
sin vanas despedidas
si al final voy en busca
de otro mundo mejor!. . .
PD: (pero ¡Señor, no en el hospital Carrillo por favor!)

    Mirna Landa
Docente, escritora, ecologista

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com