San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Martes, 21 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 203 - Fecha: 10 de Jun, del 2003
“Señor tu que enseñastes,.....”

«SEÑOR TU QUE ENSEÑASTES, PERDONA QUE YO ENSEÑE...»(Gabriela Mistral, Que sabia y profunda fue esta escritora americana, nacida en Chile, esgrimió como una dulce espada sus versos y escritos, volcando en ellos el torrente de dolor...

     Que sabia y profunda fue esta escritora americana, nacida en Chile, esgrimió como una dulce espada sus versos y escritos, volcando en ellos el torrente de dolor, el dolor que sentía por la niñez desposeída por las escuelas rotas, por la indiferencia de los poderosos hacia los que no lo son. ¡ Qué visionaria fuiste señora Gabriela Mistral, sufristeis de antemano el desasosiego de tu gente, y a nosotros nos sucede lo mismo, también aquí tuvimos maestros-poetas, Almafuerte me conmueve, Sarmiento me rebela, con esa sorda rebeldía que sentimos aquellos que no podemos hacer por la infancia, lo que él hizo y con tan poco, y como ellos tantos otros, no es mi intención reflotar una bibliografía completa de todos aquellos que no siendo escuchados desde la labor mil veces anónima que se lleva a cabo en las aulas trataron de hacerse oir en pró de su apostolado como podían, con tristes voces que repartía el viento.

     Desde siempre, desde que somos país, los responsables de administrar el erario público han destinado lo mínimo para la educación y han exigido lo máximo.

No sé inspirados en que sociedad diametralmente opuesta a la nuestra, los locos del Ministerio de Educación, elaboran y reforman planes de estudio, métodos, paradigmas y demás que nada tiene que ver con nuestra escencia. (Y al que le pique que se rasque).
A saber: historia para nuestros alumnos la saben a vuelo de pájaro, geografía es para ellos, los mismo sierras, montañas, cuchillas, lomadas y cunetas.

    Matemáticas ¡HORROR! Para que molestarse en memorizar las tablas si total los chicos van mal comidos la mayoría pero con calculadora. Los docentes que hacen su residencia son obligados prácticamente a llevar un negocio de cotillón a cuestas para MOTIVAR a los nenes, eso en los niveles iniciales, en los otros niveles en el mejor de los casos ¡viva la fotocopia! , muchas veces ilegibles que por supuesto la costea el maestro porque la cantilena de «No se olviden de traer para la fotocopias $ 0,10 centavos que les pedí chicos» , significa ver a un padre enfurecido protestando en el kiosco del barrio mientras se compra tres atados de cigarrillos.

    La ciudadanía no está contenta, ni siquiera está tranquila y los maestros tambien forman parte de la ciudadanía, también tienen familia, hijos, también se enferman como todo el mundo.

    Yo digo: Si en una familia tipo los padres no pueden controlar a los hijos, ¡Se imaginan controlar a veinte o veinticinco chiquilines cada uno con su formación hogareña incluída!!?? Y por añadidura tener que poner en práctica una metodología de enseñanza que ni Mandraque el mago la podría llevar a cabo??

    Cuando entenderán los responsables de la programación educativa que no es lo mismo enseñar en Recoleta que en un pueblito de Misiones?..Cada programa debe estar adapatado el entorno en el cual viven nuestros alumnos y no estoy diciendo que el nivel de aprendizaje sea inferior en los lugares que por suerte para ellos, están alejado de ese gran pulpo que es Buenos Aires, en realidad me equivoqué, no es pulpo, es una olla de grillos y una bolsa de gatos.

     Los chicos del interior tienen el mismo grado de capacidad que los de las grandes urbes, la cosa es, que no cuentan con los medios, no se les puede pedir que después de venir a caballo a la escuela con frío o con sol y volver a sus casas muchas veces para colaborar con las tareas de los padres, se sienten a investigar por internet. Será que nunca entenderán que la educación es el pilar en el cual se apoya el futuro, y esto viene de larga data, los maestros reciben sus títulos eufóricos, llenos de proyectos con una gran ilusión y cuando después de interminables trámites y plantones obtienen un nombramiento se presentan a la escuela que les tocó en suerte. . . entonces de a poco, como un pullover mal teñido, la llovizna del hastío de los otros maestros que YA ESTABAN, van apagando los colores del entusiasmo.

     La Directora o la secretaria o el que le toque les zampa de prepo un kilo de formas y formularios para llenar, este por triplicado, aquel con foto de 4X4, el otro tres juegos, uno para la escuela, otro para el Ministerio, otro para el que se yo, todo explicado así a los tumbos porque ¡HOY QUIZAS VENGA LA INSPECTORA!!! Después PLANIFICAR!!! No así nó ¡AHORA CAMBIARON.

    Entonces una piensa en los viejos y polvorientos salones del ministerio, en los gerontes que se quedaron con los ensayos de psicología del niño de Savater y Piaget del siglo pasado y en nuestros niños que a duras penas a través de películas saben que los indios peleaban con flechas, San Martín con espada y con lo que podía y ahora nos amenazan con una ofensiva convencional que no sabemos si vendrá en las ciruelas importadas, en las aspirinas o si nos lloverá material radioactivo de alguna nave espacial con forma de huevo frito OH!! AQUEL SER que abraza el apostolado de la docencia es un ser especial, pelea por sus derechos sin olvidar a sus alumnos pero convengamos que lo primero no tendría que existir ¿ Porqué tenemos que pelear por el pan nuestro de cada día si nos preparamos para educar, y no nos dejan, y hace mucho que no nos dejan, mucho mucho, y si nó escuchen las arengas de los polìticos que en un concepto de doce palabras dicen nueve veces «LO CUAL», muletilla favorita de los improvisados que poco saben de sinónimos y parónimos.

     ¡Educar al soberano! Que dolor, los habladores de siempre hablan de millones ¿millones? Cuantas escuelas se arreglarían con muchisimo menos para arreglar los baños y el techo, cuantos sueldos se pagarían o se volverían minimamente decentes. Entonces no más carpas, no más profesores taxis que van de un colegio a otro para sobrevivir y entre tanto ir y venir pierden su función primordial de ENSEÑAR.

    Este 25 de Mayo muy frío pero sin lloviznas ni paraguas como aquel de 1810, un sol chiquito de esperanzas grandes se asomó para los argentinos, tenemos un nuevo Presidente en el país; rompiendo con apolillados protocolos el Dr. Kirschner recibió del Dr. Duhalde los atributos presidenciales. Se veía a ambos distendidos y firmes, uno tranquilo por haber tratado al menos de conservar nuestro mas preciado tesoro, LA DEMOCRACIA (así con mayus-culas) él y su abnegada compañera dejaban el enorme peso de tantas responsabilidades a otro ciudadano a quien también acompañaba su esposa; qué bueno que nuestros dirigentes sean ejemplo de familia, se educa con el ejemplo decimos los maestros. Allí, sin pompas ni brillos que hubieren sido ofensivos para los cidadanos de un país de cinturones apretados, ¡ Muy bien Dr. Duhalde!. . ¡Bienvenido Dr.- Kirschner!. . .nos llega Ud. Y su familia desde el sur de la patria, de esa zona de mares azules y gaviotas blancas que muchísimos argentinos no conocen porque cuando se podía era mejor vacacionar en otros lugares fuera del país, quedaba más coqueto ¿no? Y con el vaiven monetario la gente compraba cosas argentinas en países limítrofes; ¡ qué puntapié al sentido de nacionalidad!. En fin lectores, nuestro nuevo presidente ha demostrado una enorme preocupación por el sector educativo, por eso digo que ha salido un poquito el sol, gente nueva, nuevo ministro de Educación que ojalá recorra la Argentina de punta a punta, ojalá se aparezca de sorpresa y visite nuestras escuelas. Que por favor los programas sean hechos para argentinos, conocer el país, reflotar nuestra música porque primero se arregla la casa de uno y después se fija en la del vecino. Tenemos cultura propia, difundamoslá, no la archivemos por allí.

    Señor Presidente, señores Ministros, los maestros vivimos vergüenzas ajenas, necesitamos vuestro apoyo por nuestros niños, por nuestros jóvenes, por todos, hay muchas provincias con analfabetos, por eso escribo con unción de ruego, con la esperanza de poder llevar a cabo la misión para la cual nos hemos preparado-

     « Señor, tu que enseñaste, perdona que yo enseñe
Que lleve el nombre de maestro
Que tu llevastes en la tierra .» (G.M.)
Hasta pronto. . .Mirna Landa
Con el alma y por siempre ¡Maestra!

    
Mirna T. Landa

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com