San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1537 - Fecha: 14 de Jul, del 2009
La oposición ¿construye o destruye?

Otra lectura posible a los resultados de la elección del 28 de junio de 2009 bien podría ser que la ciudadanía optó por no otorgarle una amplia mayoría al oficialismo en cada cámara legislativa.

     De hecho lo hizo por la mínima diferencia, lo que viene a refutar la idea de que la mayoría no está de acuerdo con la política implementada por el gobierno y mucho menos que quienes llevan las políticas públicas deban dejar el gobierno, tal como se está difundiendo desde la oposición atentando contra la gobernabilidad que ellos mismos aseguraban garantizar antes del domingo 28, convirtiendo esas palabras en meras declaraciones mediáticas pero que «fogonean» la intensión –dormida, por cierto- de quienes podrían atentar verdaderamente contra la institucionalidad del país.

    Históricamente las legislativas fueron un verdadero escollo a mitad de gestión de los gobiernos de turno y puede interpretarse como una oportunidad de votar de manera diferente para poner a prueba a quienes deben ejercer el rol de contralor, una difícil decisión en estos momentos de crisis partidarias e ideologías tergiversadas.

    Pero, no por esta apreciación el Gobierno debe mirar para otro lado y encerrarse en sí mismo, en una actitud suicida, son momentos de demostrar madurez política y observar el voto desfavorable como una advertencia sobre el rumbo que sus políticas deben tomar.

    En ese sentido es donde cobra una relevancia destacada la diferencia lograda por la oposición, que la embiste de una enorme responsabilidad que empieza por sus dichos y debe concluir con su actuación en el Congreso.

    Deja de ser serio, como nos ocurrió en los noventa, que las administraciones Nacionales pretendan perpetuarse en el poder, sobre todo cuando falta la mitad de su gestión. Lo mismo ocurre cuando se lo difunde desde la oposición, ¿o acaso no era un secreto a voces que Mauricio Macri –actual Jefe de Gobierno porteño- no pretendía seguir su carrera política en la Casa Rosada?. ¿Era necesario, la noche de los primeros resultados electorales, decirlo a los cuatro vientos en actitud desafiante, como si la primera Magistratura Nacional fuera el botín por el que «hay que ir por él»?.
¿Es necesario que la nueva figura del sector triunfante pida que se retiren algunos de los que gobiernan con la Presidenta?, ¿para eso lo votó el amplio porcentaje de ciudadanos?, ¿ése es el rol opositor?.

    Desde el inicio opuesto del arco opositor, la señora Carrió, junto a la U.C.R. Nacional salió a pregonar el fin del Gobierno con el tono de denuncia permanente como su aporte a la institucionalidad del país, desde una fuerza que logró ubicarse en tercer lugar respecto de la elección ciudadana.

    Aún faltan 6 meses para el recambio efectivo en las cámaras y se vienen temas importantes que dependen del compromiso de cada legislador, más allá de su postura política y que marcará el país a corto plazo: se deberán tratar cuestiones como los «superpoderes» al Ejecutivo, la emergencia económica, el Consejo de la Magistratura, la resolución del conflicto con la dirigencia del campo, la ley de radiodifusión. Temas que hacen a la institucionalidad, ahora y no el año que viene.

    Párrafo aparte la actitud del titular del Senado de la Nación. El Vicepresidente Julio Cleto Cobos jugó nuevamente su propia elección en su provincia natal y derrotó a sus antiguos aliados, lo que fortaleció su postura y lo «posiciona» –según los medios y sus allegados- como «presidenciable», por lo que se pronostica que se afianzará en su rol de «dialogador».

    Es evidente que vienen, a viva voz, con la «institucionalidad» a flor de labios, pero vienen por el poder, es ése su plan. Sigue sin aparecer un verdadero proyecto de Nación y el diálogo necesario para ello lo proponen desde la oposición, pero la República necesita de la democracia y que se la respete como tal: que se interprete correctamente el mensaje de las urnas, pero eso no implica que deban acortarse o alargarse los tiempos estipulados para ejercer los cargos.

    La oposición debe entender también que juega un papel importantísimo y que su responsabilidad le cabe no solo para cuestionar (que puede poner en riesgo la institucionalidad del país) sino también para construir. Ese es su desafío y en tanto no lo entienda Argentina pendulará de un extremo a otro, como lo viene haciendo en sus casi 200 años de vida.

    La historia puede y debe cambiarse. © ALN

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com