San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Domingo, 19 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1449 - Fecha: 10 de Feb, del 2009
HIJOS HUERFANOS DE PADRES VIVOS

El descontrol de los jóvenes en las playas de la Costa Bonaerense es total, episodios violentos, moralmente reprochables o directamente salvajes, se acumulan en forma preocupante.

     Un chico muerto por una puñalada, varios con heridas gravísimas, campamentos sexuales en la playa, batallas a golpes de puño y botellazos, record de ahogados al entrar al agua bajo los efectos del alcohol, son algunas de las características de una temporada marcada por el comportamiento extremo de los adolescentes, en un 90 %, llegan a las localidades balnearias sin la compañía de sus padres.

    Estas orgías son la demostración de la pérdida de valores de nuestra juventud, son consecuencia de la poca importancia que se da a la educación. En las instituciones educativas, donde se deberían adquirir muchos de esos valores, no se los inculcan, y si a su vez no son avalados por sus padres para que sus hijos adquieran los instrumentos intelectuales de reflexión, se produce entonces un vacío que terminará hundiendo a la sociedad. .

    Hoy los jóvenes se apartan del ambiente familiar, muchas veces motivados por el accionar de sus padres que dejan de lado la formación de sus hijos, y caen en el círculo influyente de sus compañeros o de otras influencias sociales.
Los adolescentes que se sienten cordialmente unidos a su familia, tienen poco riesgo de caer en el mundo de las drogas, del alcohol o de las relaciones sexuales prematuras. Cuantos más estrechos son los lazos familiares y más confianza exista entre padres e hijos, menos riesgo tendrán en sucumbir a estas situaciones conflictivas.

    La presencia en el hogar de alguien que los reciba al volver del colegio, con quien compartir la hora de las comidas, tener con quien hablar cuando lo necesiten, forman parte de la cercanía emocional que es más importante que la material. En cuanto a la escuela, es importante que los estudiantes sientan que sus profesores se preocupan por ellos, que los traten con respeto, dedicación y justicia. Hoy la escuela ha caído en bancarrota, muchos docentes son figuras anacrónicas, que sufren crueles burlas por parte de los alumnos, mientras que otras veces despiertan compasión.

    ¿Qué hacen estos jóvenes que sufren está crisis de identidad? Se apartan de la normalidad y buscan respuestas en una vida descontrolada, caen en la droga y en el alcohol, que se ha convertido en el epicentro de la resolución de sus problemas, pero luego los llevarán a realizar espectáculos desenfrenados, ante la mirada inerme de una sociedad adulta que los observa impotente frente al terrible mal que propagan. En la actualidad existen pocos adultos que sean referentes válidos para los jóvenes, que les marquen pautas de vida.

Mucho se ha hablado sobre la prohibición de venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, pero la corrupción imperante en el país y la venalidad de los inspectores, permiten su expendio sin límites, y exponen a todo un sector de la población a sufrir hechos vandálicos para la cual no está preparada.

     En la adolescencia se produce el despertar del sexo y otros interrogantes como el sentido de la vida y de la muerte, muchas veces sienten un prematuro hastío por la vida, renunciando anticipadamente al mundo que les ofrecen los adultos. Estás situaciones que se plantean, los llevan en muchos casos a tempranos suicidios. El fenómeno adolescente que se vive, es complejo y se halla afectado por múltiples factores sociales, culturales, familiares e históricos y no hay una causa única que los explique en forma total o parcial.
La violencia y el descontrol crecen en todos lados, no solo en la costa, debido a que algunos adultos no ejercen bien su función de amparo, de protección y de transmisión de la diferencia entre lo bueno y lo malo.

     Los jóvenes necesitan límites claros, no violentos, para su logro los padres deben generar vínculos de confianza, deben escucharlos y contenerlos. La presencia afectiva de un adulto es una etapa tan difícil como la adolescencia y constituye una clave para su buen desarrollo. Los niños y los jóvenes están huérfanos de padres y de un Estado que les imponga límites claros, precisos y una buena educación, la ausencia de modelos que sirvan de ejemplo a seguir incrementa aun más la violencia. Los adolescentes buscan manifestarse, hacer notar su presencia, pretenden elevarse como nuevos modelos para la sociedad. Este descontrol es un llamado de atención para sus progenitores y para el Estado.
Guillermo César Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com