San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 175 - Fecha: 22 de Abr, del 2003
¡Otra vez sopa!

Los argentinos nos aprestamos a concurrir a las urnas sin entusiasmo. El clima preelectoral ha sido de aplastante apatía. El entusiasmo que precedió a la caída de De La Rua, los cacerolazos, el grito "Que se vayan todos"

     Los argentinos nos aprestamos a concurrir a las urnas sin entusiasmo. El clima preelectoral ha sido de aplastante apatía y flota en el aire una extraña sensación de frustración. El entusiasmo que precedió a la caída de De La Rua, los cacerolazos, el grito "Que se vayan todos", las esperanzas de romper con años de política corrupta para abrir nuevos horizontes se ve frustrada: Seguimos con lo mismo y con los mismos.

    Aristóteles definía al hombre como un "animal político", señalando que una característica esencial de la condición humana es que el hombre no puede concebirse aislado, sino insertado en un organismo social. La palabra "política" tiene que ver con esa asociación de los hombres y en un sentido amplio implica una referencia al conjunto de actividades humanas de carácter colectivo, tendientes a la obtención de los fines de la comunidad. Toda sociedad se compone de un conjunto de grupos menores, con dispares intereses que se articulan y regulan unos a otros, por lo tanto el poder político es una exigencia ineludible, nacida de la necesidad de producir la armonía de la sociedad.

    Aristóteles decía que la política era una rama de la ética. Jorge García Venturini amplia el concepto diciendo: "La política no tiene como fin, según la opinión de tantos, la conquista y la conservación del poder, sino el servicio de la dignidad humana o, si se gusta, del bien común de los integrantes de la sociedad... Así evaluada, la política resulta una rama de la ética (detalle bastante olvidado) una aplicación del decálogo moral que debe regir la vida de los hombres. De tal modo, la política se convierte en actividad trascendente. Poniéndose al servicio del ser humano, de cada uno, y no de las instancias mitológicas que llevan al hombre a su perdición, considerando a la persona como fin y no como medio, la política deviene ética, y aún metafísica y teología, porque en definitiva no hace sino servir a Dios en sus criaturas."

    En nuestro país este concepto de la política se ha perdido. La democracia - gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo - ha devenido en "partidocracia". Los partidos políticos han formado una corporación atrincherada que no deja paso a nuevas ideas, no está dispuesta a sanear sus filas, tienen fines inconfesables y seguirán con sus manejos corruptos.

    La prueba más contundente la dio la Cámara de Senadores - quitemos el "honorable" por respeto a la verdad - cuando confimó a Luis Barrionuevo en su cargo. ¿Qué podemos esperar de una corporación política que no tiene ni siquiera la dignidad de censurar a quien interrumpe una elección y hace quemar las urnas? En la decisión de mantenerlo en el cargo se evidenció que los ideales democráticos se hallan ausentes, que estamos gobernados por una corporación política que tiene muchas cosas que ocultar, muchos "cadáveres en el ropero", mucha mugre escondida. Esto la convierte en vulnerable porque el poder mafioso presiona y consigue lo que quiere. Bastó con que Barrionuevo insinuara que estaba dispuesto a hablar, para que toda la patota se alineara en su defensa.

    Hace poco más de un año una luz de esperanza se encendió al grito de "Que se vayan todos". Parecía que una parte de la sociedad estaba repudiando una forma de hacer política, que era un movimiento moralizador. Pero lamentablemente los cacerolazos no eran el resultado de una profunda convicción ética, estaban movidos por intereses económicos individualistas y eso no fue suficiente para implementar un camino de salida.

    En este momento vemos que no se ha ido nadie, que siguen estando todos. Los partidos políticos están diluídos, el justicialismo presenta tres candidatos sin que a la justicia electoral se le mueva aun pelo, y el radicalismo también divide sus fuerzas en tres candidatos. La izquierda sigue con sus protestas adolescentes, detenida en el tiempo y cada vez más fraccionada, demostrando que son buenos críticos pero no tienen propuestas.

    Y estamos obligados por ley a elegirlos. Pero siguen las mismas caras, las de las frustraciones y la derrota, las que nos llevaro a la miseria, las que produjero el incomprensible colapso de un país rico, empobreciéndolo hasta lo increíble.
Mafalda diría: ¡Otra vez sopa!

Salvador Dellutri

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com