San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1294 - Fecha: 11 de Jun, del 2008
Humillados y ofendidos

La mujer bajó del micro casi desesperada. Viajaba a la ciudad de Córdoba con su hijo enfermo porque tenía una cita importante con su médico y los chacareros habían cortado la ruta en Bell Ville. Rápidamente los manifestantes tomaron nota de la necesidad, entre todos juntaron lo necesario y llamaron a un vehículo de alquiler para que la llevara a destino. En este hecho puede resumirse el espíritu que imperaba en el lugar.

     Había salido de Buenos Aires por la ruta nueve y pasé por los puntos álgidos donde el campo hacía sentir su queja cortando el tránsito. Tuve oportunidad de estar con los manifestantes, todos ellos pequeños chacareros, y escuchar sus razones. Pero lo más importante fue pulsar el clima de la protesta, estar cerca de los pequeños propietarios o arrendatarios que con su familia se asentaban, a pesar del frío y el descampado, a un costado del camino usando el único medio a su alcance para hacer oír sus reclamos. Era obvio que ninguno quería estar allí; no son los asalariados del gobierno que viven de las prebendas del estado asistencialista y lo único que hacen es cumplir las órdenes de sus caciques, sino hombres y mujeres de trabajo que están acostumbrados a ganarse el pan con su propio esfuerzo.

    Quienes cortaban la ruta era gente de trabajo que cultiva un reducido número de hectáreas. Con los cambios que el gobierno central introdujo en las retenciones ven peligrar su futuro. No cuentan con las ventajas de las grandes empresas monopólicas que pueden realizar compras gigantes de semillas, fertilizantes o pesticidas y consiguen ingentes beneficios en los precios. Tampoco pueden exportar directamente su producción como lo hacen esas grandes empresas. Como pequeños consumidores tienen que comprar en empresas monopólicas donde pagan los precios más altos y como pequeños productores tienen que vender su cosecha a cadenas de exportación o de industrialización muy concentradas. Protestan porque no pueden soportar impuestos confiscatorios que ponen en peligro sus fuentes de trabajo y muchos temen que en un futuro cercano se vean obligados a vender sus tierras a las grandes empresas a precios irrisorios. Son el eslabón más débil de la cadena y por lo tanto los más castigados.

    La medida unilateral del Poder Ejecutivo de modificar las retenciones - ignorando las atribuciones del Congreso - demostró que no conocían el problema del agro y daban ciegos manotazos para llenar las arcas. Comenzaron la protesta para lograr que el matrimonio gobernante entendiera cuál era su problema y se sintieron agredidos cuando los tildaron de oligarcas y golpistas calificándolos como “piquetes de la abundancia”. Entonces la protesta tomó otro rumbo, estaba en juego su dignidad, los querían poner de rodillas sin atender a sus razones y los estigmatizaban calumniándolos. Cortaron las rutas por algo más que el problema de las retenciones, quieren recuperar su dignidad e intentan quebrar la tozudez de los sátrapas del poder.

    Fedor Dostoyevski en 1861 publicó su obra “Humillados y Ofendidos”. En ese año se produjo la emancipación de los siervos que se vieron despojados de las tierras más fértiles, tuvieron que pagar impuestos especiales al gobierno y terminaron quedándose con los peores terrenos.

     En ese período se levantaron algunos jóvenes demócratas que lucharon para hacer caer el régimen de servidumbre y terminar con el despotismo de los burócratas que ostentaban un poder hegemónico.

    Dostoyevski plantea en la ficción ese enfrentamiento entre las clases dominantes que abusaban y trataban de humillar al prójimo, con la resistencia de quienes, sin más sostén que sus valores y su fe, tratan de reivindicar sus derechos y recuperar su dignidad.

    Recorrer los piquetes de los ruralistas, que poco tienen en común con el que llevaron a cabo los transportistas, es rememorar aquella historia. Ellos también luchan porque han sido humillados y ofendidos.

    Cuando piden retrotraer las medidas para iniciar un diálogo serio están reclamando que se abandone el autoritarismo propio de las dictaduras y se abra un verdadero diálogo, que es el instrumento de una auténtica democracia.

    Salvador Dellutri

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com