San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Domingo, 19 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1288 - Fecha: 3 de Jun, del 2008
Misteriosa Argentina

Los años que he vivido me han llevado a reconocer que la Argentina es un misterio, un país dotado para ser moderno, pero persiste en un populismo con rasgos de intolerancia que afectan a la democracia, comenzó con Juan Domingo Perón y continua con Néstor Kirchner, el denominador común siempre ha sido la intolerancia y el frenesí con que se ha gobernado, sumidos en un carácter mesiánico cuyo fin era perpetuarse en el poder.

     Somos un país, civilizado, rico, de extraordinaria literatura, con escritores de la talla de Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato por citar solo algunos modernos.Dotado culturalmente para ser un fragmento de Europa en América, con una riqueza agrícola ganadera que muy pocos países del continente poseen.

    Frente a estas bonanzas, existe la persistencia de una política populista, con raíces profundas. Existen elementos políticos y culturales que explican porque en el siglo XX esta política le hizo tanto daño a la Argentina.

    El populismo es un virus, una vez que se introduce en el entramado social es muy difícil sacarlo. Produce una mentalidad precaria en los pueblos, se distorsiona la idea de la riqueza y de la producción nacional. Genera todo tipo de alucinaciones y visiones que originan un nacionalismo bravucón. Se busca a través del populismo lograr un pensamiento mágico, que lleva a los gobiernos a idear absurdos proyectos de un valor económico desmesurado.

    No se inculca al pueblo que es fundamental la voluntad, el trabajo y el esfuerzo para que se alcancen las metas propuestas.

    Si analizamos la situación argentina creo que aun no se tiene en claro que país se quiere. Los poderes extraordinarios que se conceden a los gobiernos, la eliminación o reducción de la independencia del Poder Judicial, la perdida de autonomía del Parlamento, el recorte de la libertad de los medios y otros factores más gravan el desarrollo nacional. La solución a esto males esta en una política seria, no hay ninguna razón para que en el país no haya políticos de fuste y que solo actúen los mediocres sin proyectos, que no debatan ideas ni propuestas y que solo se unan para lucrar con el poder. Los países que buscan su desarrollo necesitan instituciones.

    Los tiempos que se avecinan en el planeta son inciertos y deben llevar al gobierno a un análisis profundo en la búsqueda de alternativas que permitan lograr la tranquilidad y felicidad de sus gobernados. Al contrario de lo que se supone el crecimiento económico fabricará más pobres. La solución de la desigualdad ya no pasará exclusivamente por generar más empleos y que la gente pueda vivir de su trabajo, la supervivencia no podrá garantizarse solo a través del mercado laboral. Se deberá pensar en nuevas maneras de distribuir los derechos sociales y económicos, porque la inseguridad social será el temadel siglo XXI.

    La solución no pasa por detener el crecimiento, sino por dejar de ilusionarse que frenará la marginalidad; traerá más pobres si solo se espera que el mercado laboral mejore y la gente consiga trabajo. Aumentará el trabajo precario asalariado con baja remuneración, situación que ya se esta viviendo en países desarrollados. Será necesario buscar políticas públicas que ataquen a la marginalidad en forma directa.

    La principal fuente de marginalidad es el desempleo y la proliferación del trabajo part time y en negro, y eso no se resolverá con el crecimiento económico. La precaridad no es un fenómeno pasajero ni del pasado, esta en nuestro futuro, ya no se podrá depender del salario para garantizar lo básico. Se requerirá mayor compromiso del Estado para distribuir los principales bienes sociales, vivienda, salud, traslado, etc., se deberá entrenar al hombre para el nuevo sistema laboral que se avecina. El desafió que nace en el siglo XXI es el abandonar la discusión Estado versus mercado, es la única forma de reducir la desigualdad.

    Los pobres afrontan una inseguridad objetiva, la clase media subjetiva dado que los trabajos son cada vez menos seguros. Se comienza a sentir incertidumbre por el futuro y lleva a la clase media a sentir hostilidad por los marginados.

    A algunos sectores del poder y a la dirigencia política, les conviene que halla pobres, por que son manejables. Existe un enorme individualismo y un enorme egoísmo social que lleva a culpar a los pobres por su condición.

    En los últimos años se cuadriplicó la población de las 14 villas miserias que existen en Buenos Aires, esta situación debería llamar a la reflexión al sistema político, dado que cuando los marginales sienten que el único futuro al que pueden acceder pasa por la economía ilegal y la criminalidad, y solo se le responde con represión, se llega a un conflicto armado entre el Estado y los jefes criminales que rigen las zonas pobres.

    Guillermo Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com