San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1270 - Fecha: 8 de May, del 2008
Los incendios de pastizales

Trece días después del comienzo de los incendios en los pastizales en la zona del Delta, la presidente Cristina Fernández de Kirchner sobrevoló el área en la que se originó la nube de humo que cubre y contamina a la ciudad de Buenos Aires y a una parte importante del territorio bonaerense, entrerriano y santafecino.

     Imperativamente la Presidente dijo a los jefes militares «quiero sobrevolar la zona», tardó unos minutos en subirse al helicóptero en el que ya estaban instaladas las cámaras televisivas que mostrarían en vivo a la ciudadanía su inspección. Durante el vuelo su mirada perdida transmitía preocupación. Abajo el fuego era incontrolable. El país pudo ver estas imágenes gracias a un despliegue hollywoodense de las cámaras televisivas que contratara la Casa Rosada.

    Al ponerse al frente del plan de emergencia le permitió a la Presidente mostrarse activa y potenciar la versión oficial sobre el origen de los incendios expresando «todos los focos son intencionales». El «enemigo del campo» reapareció en sus discursos, incentivando su guerra contra los productores agropecuarios a pesar que aun no ha terminado el grave conflicto con los ruralistas que tanto dañaron la imagen del Gobierno.

    Su actitud puede ser interpretada como sensible ante un desastre natural sin precedente. No obstante cuando comenzaba a sufrir las consecuencias del paro del campo, el matrimonio gubernamental decidió pasar durante Semana Santa un tiempo de descanso en El Calafate.

    En una de sus alocuciones Cristina Fernández de Kirchner después de su recorrida por el aérea siniestrada expresaba «Yo veía junto al campamento una trilladora para el trabajo de la soja y la siembra. Está bien que lo haga, pero de este lado hay argentinos haciéndose cargo de la irresponsabilidad e irracionalidad de quienes quieren por su rentabilidad quebrar la racionalidad de la vida de los argentinos.

    Todos tienen derecho a ahorrar y tener rentabilidad, pero no a costa de la vida y del medio ambiente de los argentinos».
Frente a la grave situación que afecta a la zona del Delta y aledaños y en virtud a los ataques del gobierno valen las siguientes preguntas: ¿Por qué el gobierno quiere inculpar al campo de los incendios de los que nada sabe? ¿Por qué la falta de previsión y la demora de la secretaria de Medio Ambiente Romina Picolotti en tomar cartas en el asunto? Debe recordarse que durante la gestión de la Ingeniera Maria Julia Alzogaray se produjo un hecho similar en Bariloche, el fuego arrasó una arboleda de gran valor ecológico y la funcionaria prácticamente se desentendió del problema.

    Cuando el gobierno distorsiona la realidad de los hechos, no solo desinforma al pueblo sino que también se daña a si mismo. La Presidente convencida de sus dotes de oradora envía arengas enardecidas contra el campo, olvida que la verdadera riqueza riacional se halla en la producción agrícola-ganadera. Los contenidos de sus palabras más de beneficiarla, la perjudican, pues busca con ellas agitar a la clase media urbana contra el campo. En sus discursos renace el viejo rencor contra la «oligarquía vacuna» que combatió el Perón inicial, pero que ya no existe.

    Son preocupantes los ataques del gobierno contra el campo, el periodismo independiente, las Fuerzas Armadas y la Iglesia; unido a la intolerancia y el frenesí con que el matrimonio gubernamental trata la situación del país, hace temer que busquen perpetuarse en el poder porque poseen una vocación mesiánica. Los mesías no se someten a votaciones, no ven claroscuros, ni escuchan voces disonantes.
Si los políticos más allá de sus conveniencias personales y de vender su propia imagen, analizaran la situación actual de la Argentina tendrían presente que es un país dormido, dotado como pocos, pero que persiste en él una política populista de raíces muy profundas que no le permiten despertar. En una época fue el sueño legítimo de millones de personas que vinieron a trabajar a esta tierra. Un país que tuvo todo por delante, envidiado por muchos. Japón tiene únicamente cuatro islas volcánicas y es una gran potencia. Produce más de veinte veces más que la Argentina.

    ¿Qué nos pasó? No tenemos derecho a la queja. Hay una realidad auténtica, dolorosa y sería y otra en los planes de los funcionarios políticos que creen poder superarlo todo con prepotencia y autoritarismo. No se adaptan a la realidad eso los
llevan a profundos fracasos y terminan por vivir envueltos en ilusiones que no conducen a nada.

    Guillermo Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com