San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1216 - Fecha: 19 de Feb, del 2008
La crisis educativa

La nueva ley de educación tuvo como fin la obligatoriedad del secundario. Entre los años 2002 y 2006 ocho provincias registraron una fuerte baja de alumnos que alcanzaron la cifra de 141.544; la mayoría de ellos de acuerdo con el informe del Ministerio de Educación pertenecen a la Provincia de Buenos Aires, también marca la caída progresiva de los egresados en la enseñanza media, en el 2002 se graduaron 301.073 y en el 2006 obtuvieron su diploma 255.196.

     El informe elaborado por la Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa (DINIECE), atribuye la caída a las mayores posibilidades laborales que se les presentan a los jóvenes a partir de la lenta recuperación económica y el incremento de estudiantes en la oferta de educación de adultos que resulta más flexible y atractiva para quienes se insertan en el mercado laboral.

     En julio del 2003 se conoció en el país una evaluación sobre la calidad educativa realizada por la UNESCO y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Argentina quedó ubicada en el lugar 33, de los 41 países que participaban es decir entre los ocho peores. Vivimos una debacle irrefutable de nuestros recursos intelectuales.

     Días antes de la asunción del Presidente Néstor Kirchner, la verborrágica y diletante Senadora Cristina Fernández al ser consultada por un periodista del diario Clarín sobre el deterioro educativo respondió con palabras teñidas de nostalgia sobre el esfuerzo que había realizado en su formación, continuó diciendo "mi vocación política, la que ejerzo con fortaleza es una proyección de mi amor por la docencia: trabajar en el aula para formar seres libres y ciudadanos responsables, y, desde el escenario más amplio de la acción política, luchar sin tregua para consolidar el derecho humano tan repetido y cuanto ignorado. Educación para todos es una meta de imposible cumplimiento si el Estado democrático no garantiza la igualdad de oportunidades".

     Unos días ante que se produjera el enroque presidencial, se publicó una nueva evaluación. En esta oportunidad fue realizada por el Programa Internacional de Evaluación para Estudiantes, en el que participaban 57 países incluyendo a la Argentina, en esta oportunidad ocupó el número 53, se encontraba entre los cuatro peores.

     Pasaron cuatro años entre una y otra evaluación, la crisis educativa se fue consolidando, se continuaba aniquilando la escuela pública y la búsqueda de la igualdad educativa propiciada por la Ley 1420 quedó en el olvido. ¿Es merecedor un país que fue rector en América Latina y que gozó del reconocimiento mundial, sufrir el deshonor de haber destruido su tradición educativa?

     La nueva ley federal de educación con sus efectos nefastos, hace hincapié en el facilismo basado en la práctica de los derechos humanos, armada por grupos desventurados formados por el amiguismo y el nepotismo; desvinculados muchos de ellos con el quehacer educativo, buscaron solo trazar rumbos políticos, dando franquicias a las corporaciones educativas de propiedad privada, sobre todo en la esfera universitaria, a la que se le dio validez oficial a títulos que muchas veces carecen de suficiencia académica e investigación.

     El derrumbe de la educación en la Argentina comenzó cuando el Estado desertó de sus obligaciones y delegó su responsabilidad a sectores privados dando inicio al gran negocio de la educación privada que llegó a presionar políticamente para lograr la designación de ministros y funcionarios de esta rama. En reiteradas oportunidades el gobierno hizo concesiones para no enfrentar a grupos de presión. En tanto la escuela pública caía en total desamparo, con docentes desjerarquizados, alcanzando la denominación de "escuelas para pobres".

     La destrucción del sistema educativo, tiene como únicos responsables a los argentinos, al permitir que la Ley 1420 fuera eclipsada por los discursos oficiales. Cuando se dejó que disciplinas formativas de la mente y el espíritu fueran reemplazadas por otras de precaria vida, con el pretexto que la educación debe estar en función del trabajo y no de la vida, se retornó a la artesanía medieval. No se buscó formar hombres libres, pensantes que sepan adaptarse a los cambios acelerados que seproducen en el mundo moderno. El problema no reside en habituar a los jóvenes a los aspectos instrumentales de una tecnología que progresa aceleradamente, sino enseñarles a pensar.

     Se vive un vértigo en el que la nada parece estable, las verdades permanentes, la dignidad de las personas, han perdido su valor, se está formando una generación cuyas expectativas son muy pobres, surgen en ellos desinterés y apatía. Hace falta promover una educación que exija voluntad, que desarrolle una inteligencia inquisitiva y crítica.

     Si se busca restaurar la escuela pública más allá de los discursos melodramáticos del gobierno, se debe reconocer que la cuestión educativa no es un tema de técnicos, sino de padres, educadores y políticos. El compromiso de la educación debe ser la de formar personas con valores nobles, capaces de pensar por si mismas, de actuar con convicción, de tener un sentido crítico y de asumir responsabilidades, de esta forma las generaciones futuras enfrentarán los desafíos y vicisitudes que les planteé la vida con realidades y no producto del azar, quizá no lo valoren de inmediato, sino en el futuro.

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com