San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Viernes, 24 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1216 - Fecha: 19 de Feb, del 2008
“Mañana salgo y vuelvo”

“No denuncies nada porque soy menor y mañana salgo y vuelvo” Tal fue el consejo que un delincuente dio, luego de asaltarlo, al empleado de una firma ubicada en el centro de la ciudad de Mar del Plata, dedicada a la comercialización de motos. El mal viviente se sabe protegido por una errática política de seguridad que protege al delincuente y desampara a las víctimas.

     Vivimos en una sociedad mutante, de cambios acelerados y la edad establecida de imputabilidad no acompaña esos cambios. Pero cuando se intenta ajustarla a la realidad se levantan voces que, empachadas de ideología y “progresismo”, teorizan sobre el problema, totalmente ajenos a la realidad que se vive en la calle. Mientras tanto los delincuentes menores de edad son concientes de sus delitos y conocen los resquicios que la incapacidad de los legisladores ha dejado en la ley. La frase que nos ocupa es un testimonio elocuente.

    La cantidad de menores delincuentes es cada vez mayor y crece porque saben que la sociedad no actuará de ninguna manera para detenerlos, se sienten invulnerables y dueños de la situación. La mayoría tienen vinculaciones, como consumidores o distribuidores, con el mundo de la droga. Además tienen padrinos que los instruyen sobre como manejarse y están comenzando exitosamente una carrera delictiva que irá creciendo con los años. Esto presagia un futuro negro para nuestro país.

    Un fiscal se justificaba ante el periodismo diciendo que retenerlos y derivarlos a algún organismo de reeducación es contraproducente porque los reformatorios no reforman a nadie. La denuncia es tan grave que debería movilizar a legisladores y responsables de la seguridad para iniciar una reforma de los reformatorios a efectos de que cumplan su función o estudiar salidas alternativas. Nada de eso se hace y el menor que delinque quede detenido por unas pocas horas en la comisaría y luego se lo devuelva a la calle, con lo que se estimula la reincidencia.

    Cada uno de los casos que involucra a un menor por actos delictivos debería ser exhaustivamente estudiado para saber qué hay detrás. Muchas veces son parias abandonados por sus progenitores que viven en la calle o pertenecen a familias disfuncionales que los han dejado a la deriva o los incitan al delito. Hay en nuestro país muchos semilleros de delincuentes que deben ser detectados y desactivados. Paralelamente debe buscarse el camino de la reeducación del menor en vistas a su reinserción social y, en los casos que esto resulte imposible, estudiar la forma de proteger a la sociedad para que este flagelo esté bajo control.

     El dueño de la firma perjudicada, de la que hablábamos al comienzo, seguramente estará estudiando la forma de proteger su patrimonio. No contará con el apoyo policial porque sabe que las fuerzas de seguridad son inoperantes, por lo tanto analizará la forma de proveer para su propia defensa al margen del Estado. En el mejor de los casos contratará a alguna empresa de seguridad con personal armado y en el peor, pero cada vez más frecuente, comprará un arma para defenderse. De todas formas la próxima vez habrá sangre.

    Si por desgracia llega a defenderse y mata a un delincuente, se levantarán voces indignadas que dirán que ese no es el camino, y lo acusarán de excesos en su legítima defensa y abuso de armas de fuego. Pero no hablarán de un Estado ausente y desorientado que empuja al ciudadano pacífico a comportarse como si estuviera en el Lejano Oeste.

    Porque los derechos humanos de los delincuentes están asegurados, los que no están asegurados son los derechos humanos del ciudadano honesto que está a merced de los mal vivientes, quienes no solo saquean sino que además aconsejan, con conocimiento jurídico, que no hagan la denuncia porque mañana vuelven.

    Salvador Dellutri

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com