San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Viernes, 24 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1182 - Fecha: 31 de Dic, del 2007
Resolver el día a día

Con Presidenta, Argentina –ahora sí un país femenino- afronta el desafío del crecimiento sostenido. Los fantasmas de siempre. Los Intendentes necesarios. El 2007 deja mucho para analizar. Pero lo más importante es ese optimismo que se percibe en la gente que luego de haber pasado una situación económica y social por demás complicada, empieza a creer que Argentina merece y puede estar mejor.

     Esa expectativa esta puesta, centralmente, en intentar lograr lo que ya se tuvo (para el psicoanálisis estará si el diagnóstico pasa por el conformismo), que puede ser un paso, pero que aún estamos lejos de consolidar un proyecto a largo plazo que permita pensar, por ejemplo, en “repatriar” a esos jóvenes que salieron del país buscando ese futuro que acá veían trunco, dejando familias y amigos. Si aquello puede ser el primer paso, esto último bien puede ser un objetivo.

    Pero termina el 2007 y Argentina tiene su primer Presidenta elegida por el sufragio popular, un nuevo “género” para el sillón de Rivadavia y si eso es novedad, lo fue a nivel mundial el traspaso del poder entre esposos, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, lo que muchos aspiramos a que quede en la anécdota para que pase a la historia los logros de una administración que promete profundizar la “continuidad”.

    Ese triunfo llegó producto de una intensa lucha política que tuvo como protagonistas al Partido Justicialista y al Frente Para la Victoria que, si bien aparece como contradictorio –ya que ambos sumaron para la misma “conducción”-, esa “interna” fue la que posibilitó el desarrollo de la campaña. Mucho más atrás quedó la oposición con el ARI, el macrismo dividido y ni hablar de un Radicalismo diezmado por el propio oficialismo que lo convocó a la Concertación, donde logró diluirlo.

    Además de lograr el rotundo triunfo de la Dra. Cristina Fernández para el Ejecutivo Nacional, ese sector Frente Para la Victoria – Partido Justicialista le dio a Daniel Scioli un contundente triunfo para la gobernación bonaerense, donde no quedaron dudas sobre la importancia en términos electorales que tiene el conurbano, que de la mano de los Intendentes buscará el reconocimiento del nuevo gobierno en la ayuda con los recursos necesarios para revertir los años de atrasos que la región tiene en infraestructura.

    Retomando lo político, no será excluyente el rol que ocupará el hoy ex Presidente Kirchner en el rearmado del PJ, o en el armado de un Movimiento Nacional con base en el Justicialismo. Kirchner sabe que también serán clave el aporte de los Intendente en el Conurbano, la mayoría de ellos a cargo de los respectivos PJ locales, algo que conservaron desde épocas en que el duhaldismo era fuerte en la provincia.

    También el viejo caudillo lomense piensa en volver a “armar” con un objetivo parecido al de Kirchner, el Justicialismo sigue siendo fundamental para conservar el poder en el país, y aquí se descuelga el primer gran interrogante a develarse en el 2008: ¿los Intendentes jurarán lealtad a Duhalde o se sumarán, definitivamente, al armado kirchnerista?.
En ese sentido ya hubo un pormenorizado trabajo de Kirchner en sus cuatro años de gobierno al priorizar sus relaciones con Intendentes de la talla de Curto, Ishii o Descalzo, por ejemplo, invitándolos a actos y convocándolos para la firma de convenios con anuncios permanentes de obras, labor que pareciera profundizará el Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Arq. Julio De Vido, en sus constantes visitas al conurbano donde deberá poner en marcha un ambicioso programa de cloacas y agua corriente. No por nada los elogios a la administración de Jesús Cariglino, quien supo responderle con lealtad a Eduardo Duhalde y con acompañamiento y gestión al Presidente “K”.

    El 2008 se presenta con desafíos importantes ante un cambio que en realidad promete continuidad, aunque suene a juego de palabras.
La Presidenta deberá resolver los inconvenientes de la inflación latente apostando a la juventud de un Ministro como Martín Lousteau, proveniente de la administración bonaerense.

    Pretende, a tenor de sus primeros gestos, profundizar relaciones con el extranjero y con la Iglesia, sin perder de vista la tormenta que se está gestando, ya, entre la dirigencia sindical Nacional.

    Las otras urgencias también le competen, pero de manera más indirecta. La seguridad, la educación y la salud son temas que Scioli deberán afrontar y donde se jugará su cargo en la provincia que mayores inconvenientes tiene en esos tres ítems. Claro, deberá contar con el acompañamiento de los Intendentes, quienes controlan y a quienes les explota, en el llano, la situación social. Todos los días.
Y el 2008 que empieza será también así, como sus predecesores, tal vez con menos presión en las urgencias, pero resolviendo el día a día y, si se puede, comenzar a proyectar a largo plazo. Algo que en Argentina hace años que no se hace. ©ALN

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com