San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Sábado, 18 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1180 - Fecha: 27 de Dic, del 2007
El negocio de la Salud

Cuando se asiste a una consulta médica,para que ésta resulte exitosa, médico y paciente deben estar dispuestos a poner cada uno algo de su parte: elprofesional, su conocimiento y conciencia; el paciente su confianza, al avanzar la ciencia médica seprodujeron notables cambios en la relación, la figura paternalista del médico pasó a la historia. Las políticas neoliberales, transformaron la prevención y tratamiento de las enfermedades en uncruel medio económico.

     Cuando se asiste a una consulta médica,para que ésta resulte exitosa, médico y paciente deben estar dispuestos a poner cada uno algo de su parte: elprofesional, su conocimiento y conciencia; el paciente su confianza, al avanzar la ciencia médica seprodujeron notables cambios en la relación, la figura paternalista del médico pasó a la historia. Las políticas neoliberales, transformaron la prevención y tratamiento de las enfermedades en uncruel medio económico.

    El gasto en la salud pública significó una limitación en su cobertura y un recorteen los tiempos necesarios para completar la curación. Si bien los medios han colaborado en destruir larelación médico-paciente, ahora el paciente cuenta con todo tipo de información mediante el uso de Internet.Muchas veces este sistema lleva a confundir conocimiento por información, con el riesgo de queesta última sea tendenciosa y digitada por las grandes corporaciones médicas en la búsqueda de alentar el usode fármacos de mayor rentabilidad. En los tiempos que se viven la salud se ha convertido en un artículo deconsumo.

     Las grandes industrias farmacéuticas sobornan a los médicos para que usen a los pacientes como conejillos de Indias. Cuando aparece un nuevo medicamento el aparato de marketing de la industria se encarga que los médicos lo receten presionándolos, otorgándoles variadas atenciones. La diligencia es encargada a los visitadores médicos o a la casa matriz quienes se ponen en contacto con los profesionales en un marco de absoluta confidencia, sobre todo cuando se trata de sobornos. Estas instancias se desarrollan especialmente en países en vías de desarrollo, debido a la ausencia parcial o total del control por parte de las autoridades de la salud.

     En la literatura médica especializada existen decenas de casos bien documentados en los que los laboratorios manipulan el resultado de los ensayos, algunos médicos de renombre afirman que el control de los laboratorios sobre la investigación médica ha llegado a falsearla, existe mucho dinero en juego, desarrollar un medicamento implica costos y riesgos elevados.
Cuando una compañía farmacéutica inscribe en el registro de patentes un medicamento, éste queda protegido por veinte años, a partir de ese momento el laboratorio puede comenzar con los ensayos, con el fin de determinar si el medicamento es eficaz y carece de contraindicaciones. Cuanto antes logre el laboratorio dar muestras de su eficacia, más rápidamente percibirá pingües ganancias y a los medicamentos nuevos se le puede poner cualquier precio.

     Si bien los ensayos han dado lugar a un avance en la preservación de la salud, muchos de ellos son posibles gracias a la participación de millones de seres que ingresan a sus filas con la esperanza de salvar sus vidas, jugándosela en una apuesta de vida o muerte. No obstante el ensayo fuera autorizado por el paciente o su familia, muchas veces sin una exhaustiva información, tal como lo exige la norma, se trata de una entrega resignada a un destino que se escapa ¿qué clase de elección es aquella que solo es impulsada por la desesperación?

     Cuando un enfermo acepta participar de una investigación con la ilusión de recibir un medicamento nuevo que lo cure de su mal, desconoce que el fin es comparar la eficacia de la nueva droga que se experimenta con otra estándar que se encuentra en uso o con un placebo (*). Este método conduce a determinar la eficacia de la droga en el menor tiempo posible y con los menores costos, el paciente desconoce cual de ellas se le está suministrando.

     Muchas veces la figura del médico que aún se hunde en el imaginario colectivo, como el profesional que tiene a su cargo la misión de procurar el bien de su paciente, se encontrará miserablemente frustrada al ser parte solo de un ensayo comparativo.

     A la hora de probar medicamentos nuevos los grandes laboratorios farmacéuticos no tienen miramiento alguno, falsifican los resultados, ocultan los efectos colaterales. Pacientes con enfermedades graves reciben placebos. Los médicos muchas veces se transforman en cómplices.

    En su novela El jardinero fiel, John Lecarre describe como los laboratorios internacionales llevan a cabo peligrosos ensayos clínicos sobre pacientes africanos utilizados como conejillos de Indias. Estos pérfidos procedimientos no pertenecen a la ficción. A fin de acelerar al máximo los ensayos de los nuevos productos y lograr resultados favorables, los grandes laboratorios recurren a países donde las imposiciones y controles casi no existen, destinan además grandes sumas de dinero a los médicos. La salud de los pacientes queda relegada a un segundo plano.

    Guillermo Vadillo

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com