San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1180 - Fecha: 27 de Dic, del 2007
La maldita valija

Los malos actores sobreactúan. Interpretan acentuando las características del personaje, enfatizan innecesariamente sus réplicas y gestualizan excesivamente haciendo que la actuación resulte poco creíble. En el caso de la valija en la que intentaban ingresar ilegalmente al país ochocientos mil dólares de dudoso origen, el gobierno ha sobreactuado con tanta torpeza que confirmó tácitamente su culpabilidad.

     Recurrir enfáticamente al argumento de la conspiración cuando la justicia de los Estados Unidos comienza a actuar es un recurso infantil, sobre todo si se tiene en cuenta los antecedentes del caso. La reacción en cadena de todo el elenco kirchnerista hablando de una conjura conspirativa, incluyendo ministros, legisladores y gobernadores, demostró que era un operativo orquestado desde el despacho del Jefe de Gabinete. Es que Alberto Fernández estaba al borde de un ataque de nervios.

    Echaron mano a un recurso de la vieja política: la estrategia del tero que ante el peligro grita en el lado opuesto de donde están lo huevos para desviar la atención. Pero un rápido repaso de los hechos demuestra que el accionar de la justicia norteamericana dio por tierra con el encubrimiento de un hecho delictivo.

    Recordemos que fue un avión oficial argentino que transportaba a funcionarios venezolanos y argentinos el que trajo a Antonini Wilson con la valija misteriosa. ¿Por qué estaba este individuo entre los funcionarios? La explicación que dieron en su momento no resiste el más mínimo análisis: lo encontraron “haciendo dedo” en el aeropuerto y lo invitaron a acompañarlos.

    Si bien es cierto que fueron las autoridades argentinas quienes descubrieron el dinero, el accionar posterior demostró que el gobierno hizo todo lo posible por tapar el hecho. Es evidente que, sea cual fuere el destino, era dinero negro. Podía ser una maniobra de lavado del narcotráfico, una coima para algún funcionario o, como se informó desde los Estados Unidos, un aporte ilegal para alguna campaña electoral. Pero el hecho era grave porque era dinero negro. A pesar de eso el sujeto salió del Aeropuerto sin que se lo detuviera y luego salió del país sin problema.

    Esa doble salida de Antonini Wilson sin que se tomara ninguna medida, no se diera parte a la justicia con la celeridad que el caso requería y se tratara de hacer caer en el olvido un suceso de tanta gravedad, demuestra que, como diría el paisano, “tenían cola de paja”. Fue la justicia norteamericana quien encendió el fuego y comenzaron los gritos desesperados de los que se quemaban.

    Es tanto el nerviosismo que cayeron en flagrantes contradicciones: mientras el ex Ministro del Interior Aníbal Fernán-dez informaba a Magdalena Ruiz Guiñazú que no se había detenido a Wilson porque el hecho no constituía delito, el ex Presidente Néstor Kirchner en uno de sus histéricos discursos decía que debían devolver al prófugo. La contradicción es más que evidente ¿estaba en su derecho al salir o se había profugado?

    A todo esto se suman las declaraciones de quienes testifican que estaba en la Casa de Gobierno en una celebración. Inmediatamente contestaron que no estaba registrado, como si eso constituyera una prueba irrefutable. Resumiendo: Antonini Wilson entra en un avión oficial acompañado por funcionarios argentinos, comete un delito, sale del aeropuerto sin que lo detengan, se pavonea en la Casa de Gobierno y abandona el país sin ninguna dificultad. La teoría de la conspiración no se sostiene.

     Es una lástima que la Presidenta Cristina Kirchner a los pocos días de asumir tenga que afrontar un caso tan patético que deja muy mal parado al gobierno. De haber encarado el asunto de otra manera se hubieran evitado este desgaste, pero al alinearse monolíticamente detrás de la teoría conspirativa quedaron atrapados en un laberinto que no tiene salida.

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com