San Miguel   BUSCADOR
  T.19° H.94% S.T.21°       
Opciones Avanzadas
 
   Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
Opinión 
Edición: 1177 - Fecha: 21 de Dic, del 2007
La desocupación y la inseguridad Social

La inseguridad social será el tema central del siglo XXI.

     El crecimiento económico generará más pobres, la desigualdad social no se podrá revertir por la generación de más empleos para que el hombre pueda vivir de su trabajo, la supervivencia no dependerá solo del mercado laboral; los gobiernos deberán pensar en nuevas maneras de distribuir los derechos sociales y económicos porque la inseguridad social aumentará a lo largo del nuevo siglo.

     Frente a esta premisa, la solución no pasa por frenar el crecimiento, se debe quitar la idea de que así se remediará la marginalidad. El incremento de la producción traerá más pobres si solo se piensa que el mercado laboral mejorará y producirá más trabajo. El que se origine será precario con baja retribución, situación que ya se percibe en algunos piases desarrollados donde comienza a vislumbrarse la inseguridad social.

    Esta situación solo se podrá revertir con la búsqueda de políticas públicas que ataquen la marginalidad. El desafió del siglo XXI debe ser terminar con la puja Mercado-Estado, que da como resultado la retirada del Estado dejando librados a su suerte a amplios sectores de la población. Una de las características del Mercado es el aumento de la productividad y las innovaciones tecnológicas, pero su contracara es el aumento del desempleo y la exclusión social.

     La situación afectará a la clase media, en donde crecerá la incertidumbre al perder la seguridad de un trabajo que les permita transmitir a los hijos su status social. Este temor ha llevado a la pérdida de la auto confianza en el hombre mediero y esta inseguridad se traduce a veces en hostilidad, otras en debilidad o temor frente a la orientación de sus hijos. La clase media sufre una inseguridad subjetivaporque los trabajos son cada vez menos seguros, esto los lleva a sentir un rechazo por los marginales que al verlos vivir en villas miserias o recogiendo cartón, muchas veces en silencio piensan «Ese podría ser yo» encubriendo con su desprecio el temor a una posible marginalidad.

     En tanto los pobres afrontan una inseguridad objetiva, al no tener futuro y llenos de un profundo temor por su vida se unen y dan lugar a huelgas violentas, originan piquetes o tomas de fábricas, que irrumpen en la vida pública. Se trata de unamanifestación extrema de la sensación de no tener futuro, es un acto desesperado para intentar resolver la precaria situación en la que viven.

     En la Argentina se ha gestado un individualismo cruel, donde a nadie le interesa el sufrimiento del prójimo, se traduce en un egoísmo sin límites, recuerdo una frase muy común en el transcurso del gobierno menemista «yo me trato de salvar, los otros que se embromen». Esta frase iba acompañada por un desprecio hacia los pobres por la miseria en que transcurría su existencia.

     Las empresas buscan aprovecharse de los beneficios de una mayor productividad, rebajando lossalarios, la creciente desocupación lleva a los trabajadores a aceptar cualquier restricción con talde tener trabajo, esto da lugar a la disminución de sus derechos laborales que son manejados por una dirigencia gremial corrupta e inescrupulosa.

     Frente al problema de la desocupación los gobiernos adoptan el sistema de asistencia-lismo,muchas veces empleado como instrumento político. Esto ha llevado a la destrucción de esa corriente vital de la vida que elabora la identidad de la persona que es el trabajo. De continuar con este concepto se incrementará aún más la inseguridad dado que cuando los marginados tomen cada vez más conciencia que el único futuro al que pueden acceder, pasa por arribar a una economía ilegal y a la que si solo se responde con violencia dará origen a concebir un conflicto entre el Estado y las mafias criminales.

     Muchos economistas consideran que la desocupación es producto de la falta de actualiza-ciónen los adelantos tecnológicos, expresan que los trabajadores carecen de educación y experiencia parainsertarse en la producción moderna, desconocen el desinterés que siempre tuvieron los gobiernos por la preparación de los grupos humanos. Ese desinterés ha dado lugar a que los jóvenes ignoren el mañana y se introduzcan en un presentismo al que quieren vivir con gran intensidad y sin ninguna restricción.

     Creo que la Argentina ingreso a un clima negativo de tensiones que no propician la buenaconvivencia ni aseguran la paz social. Un aire de violencia inunda sus calles, frente a ellas semanifiesta la indiferencia gubernamental. Existe casi un millón de jóvenes que carecen de trabajo, carne del delito; viven al margen de toda autoridad familiar, social y de educación. Con planes anémicos, se elude la realidad de enfrentar de este enemigo colosal del futuro argentino que es la desocupación que solo lleva a la inseguridad social. Frente a esta situación se requiere un mayor compromiso del Estado para distribuir los principales bienes sociales, salud y educación, debe retornar a su verdadera misión que es velar por la tranquilidad y desarrollo del ciudadano,solo así se podrá reducir la desigualdad y lograr una paz social.

 

VERSIÓN IMPRESA

 

 ENCUESTA
¿que opinas sobre los próximos aumentos que se aplicaran en 2018?
Es justo
Injusto
Votar  Ver resultados  Opiná:Foro
 
 AUSPICIANTES

 

 
 
 Mas Noticias
Administrador del Sitio: Jairo Valencia
Director: José Valencia    Relacionista: Luis Molina E.    Diseño y Programación Web: Diosquez Fernando
Tel: (54-11) 44552022 |  Dirección: Blasco Ibañez 1846 Distrito de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina.  |  E-Mail: info@aquilanoticia.com
www.aquilanoticia.com, Todos los derechos Reservados , Prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de aquilanoticia.com